Crónica Celsius 232 2016 (Parte 2)


CRONICA CELSIUS 232 2016 - AVILÉS, ASTURIAS (PARTE 2)

Todas las fotos han sido cogidas del Twitter oficial del festival @festivalcelsius, a excepción de la última.


Viernes 22 de Julio de 2016. Avilés, en la cola para que Kevin J. Anderson nos firmará unos libros.

Amaneció nublado en Avilés. Aunque pudiera parecer malo, lo cierto es que yo prefiero que no haga un excesivo calor de cara a poder estar en las terrazas más tranquilos. 
—Mira que la mañana no parecía muy interesante a priori.
—Cierto. Sin embargo tuve la oportunidad de acercarme a ver a Robert Shearman. No tanto por su obra sino porque al ser editado por Fata Libelli tenía curiosidad por conocerlo más de cerca.
—¿Y qué tal estuvo? —me preguntó con interés.
—Muy divertido. Robert es guionista de Doctor Who y escribe cuentos que, según él, empiezan con humor y terminan siendo seleccionados para antologías y premios de terror. Otro nombre al que tener en cuenta para cuanto tengamos un hueco en nuestra pila de libros pendientes.


—Me gusta el nombre de Fata Libelli…
—No te pierdas ninguno de los títulos que ha editado y los que quedan por venir. Tienen un gusto especial y sus recopilaciones son fantásticas —recomendé.

Entre hablar con amigos, viejos conocidos, saludar a autores y hacer alguna que otra cola, lo cierto es que la mañana pasó rápida. Como casi todo lo que ocurre en Avilés en estos días, dicho sea de paso.

—¿Qué tal la tarde? ¿Cómo ha ido? —pregunté curioso.
—Pues si esperaba grandes cosas, todo ha salido aún mejor que eso — me dijo, con cara absolutamente fascinada.
—¿Quiénes estaban esta tarde?
—Pues mira, primero estuvo Lavie Tidhar, ganador del premio mundial de fantasía y de origen israelí, aunque actualmente vive en Londres. Lleva todo el Celsius buscando Pokemon por Avilés, pero sus novelas parecen sumamente interesantes. Hace uso de personajes reales y los pone ante situaciones a veces ridículas, a veces fantásticas y así consigue historias como “Osama”, publicada hace unos años en España. ¡Ah! Y se ha anunciado la traducción de su novela “A man lies dreaming” para comienzos de 2017 editado por Kailas Editorial.


La cola para que Kevin J. Anderson nos firmara la trilogía que llevábamos parecía no acabar nunca lo que permitió que terminásemos de repasar la tarde que había tenido lugar en el auditorio. 
—Nada más terminar Tidhar subió al escenario Richard Morgan.
—Me suena un montón —afirmé mientras giraba mi mirada hacia el cielo de Avilés —. En alguna ocasión he oído hablar de él pero no recuerdo muy bien de qué.
—Pues solo tiene tres novelas publicadas en castellano, alguna de ellas muy difícil de conseguir ahora mismo por los canales habituales. Y eso que es un autor reconocido y galardonado tanto por sus obras de fantasía cómo por las de ciencia ficción. Por ejemplo: “Carbono Alterado”. Un hombre que habla perfectamente español y con un gran sentido del humor. Me recordaba a Abercrombie en muchos aspectos —concluyó.


—Yo ahora estuve viendo a Kevin J. Anderson. Un tipo que escribe más de 140 novelas debe saber algo de este negocio.
—¡Seguro! —acordó conmigo.
—Decía que tiene guardadas más de medio millar de cartas de rechazo de diferentes editoriales en sus inicios.
—Que curioso… —dijo sorprendida—. Anda, vamos que ya nos toca a nosotros y llevamos media hora esperando, que este año todo el mundo está teniendo colas para firmar. 

Sábado 23 de Julio de 2016. Avilés, mientras volvía en coche a Santander.

El teléfono suena. Son más de las once de la noche y, mientras conduzco, voy viendo a ambos lados de la carretera fuegos artificiales provenientes de la gran cantidad de pueblos que celebran las fiestas de Santiago. El tono de llamada ha bajado el volumen de la música que llevaba puesta, así que cojo la llamada con el manos libres.

—¿¡Pero dónde estás?! —me pregunta a viva voz.
—Me he ido, que si no se me hace demasiado tarde para llegar a Santander —respondí.
—Pues te has perdido una nueva clase magistral de Claire North en la charla de “Grandes damas de la ciencia ficción” junto a Francesca Haig. ¡Qué tía! —exclamó. Se la notaba especialmente entusiasmada por cómo había ido esta última parte del Celsius.
—Y eso que esta mañana ya me resultó increíble su manera de hablar, de gesticular…su emoción al contar detalles de su vida… Yo creo que ha sido la sorpresa del festival y el nombre de la jornada por lo que me dices — comenté de acuerdo con ella.
—Absolutamente.


El día había comenzado con la presentación de Guillem López. Un tío con mucho que decir pero que, en mi opinión, se vio lastrado por unas preguntas demasiado planas, superficiales y con poco recorrido.
—Sí, esa quizá ha sido la decepción del día… —dijo mientras repasábamos lo que había tenido lugar en este último día de Celsius 2016.
—No es por echarte el día abajo, pero recuerda que hemos estado durante la tarde en una charla de booktubers que han publicado libros en grandes editoriales…
—Oh... cierto —Este es uno de los momentos en que te viene a la cabeza la frase de Blade Runner: He visto cosas que…
—Como te decía, lo mejor del día fue Claire North ¡Qué chica tan maja! —exclamé.
—Y que lo digas. Yo creo que nos ha dejado a todos encandilados. Nunca pensé que una autora con únicamente un libro traducido al castellano y sin apenas promoción editorial fuera a tener un centenar de personas haciendo cola en su firma.
—Ha sido impresionante —confirmé—. Además, su alegría ha resultado contagiosa para todos.
—Ojalá la llamen para otro año.
—Sí, como a David Mitchell. Me he quedado con una sensación contradictoria —dudé.
—¿Porque?
—Por un lado tenía unas ganas enormes de escuchar hablar a un autor tan genial como Mitchell. Pero resulta que toda su presentación fue la lectura de un cuento situado en “Relojes de Hueso” y que entre lectura y traducción se alargó durante una hora. Fue todo un poema ver las caras de Laura Fernández y Jorge Iván una vez se dieron cuenta que no iban a poder preguntar todo aquello que tuvieran preparado. Sin embargo, fue al mismo tiempo un placer y un lujo escucharle con esa voz tan poética. Y no olvidemos a Diego García, que aquí tuvo que dar lo mejor de sí con la traducción. ¡Qué tío!


—Al menos le dejaron la invitación para volver el año próximo sobre la mesa —me aclaró ella, siendo consciente de la pequeña decepción que tenía encima—. Veremos si finalmente acepta.
—Yo ya estoy conduciendo y no me he enterado mucho pero, aparte de Abercrombie, ¿han anunciado a alguien más para el 2017? —pregunté, sin tener muy claro si la respuesta iba a satisfacerme.
—¡Sí! Nada menos que Joe Hill, Ann Leckie y Mike Carey.
—¡Ostia! Pues porque no me dejan, que si no reservaba ya las vacaciones y el hotel para el 2017.
—Normal. Alguien que haya estado este año o anteriores, ¿se lo va a perder? Y para los que nunca han venido puede ser suficiente acicate, aunque visto lo de este año la ciudad va a estar a reventar nuevamente. ¡Con ganas de que llegue el momento! ¡Larga vida al Celsius!

Aquí un servidor junto a Claire North ¡Genial!

Crónica Celsius 232 2016 (Parte 1)


CRONICA CELSIUS 232 2016 - AVILÉS, ASTURIAS (PARTE 1)

Todas las fotos han sido cogidas del Twitter oficial del festival @festivalcelsius, a excepción de la última.

Miércoles 20 de Julio de 2016. Avilés, por la noche.

—¿Cuándo has llegado? —me preguntó mientras terminaba de indicarle al camarero lo que me apetecía tomar. No hacía mucho calor, pero el bochorno de estos días llenos de nubes resulta siempre agobiante incluso para los que somos de comunidades limítrofes.
—Justo para el inicio de la presentación de Joe Abercrombie. Acababa de terminar Ana González Duque, que presentaba “Leyendas de la Tierra Limite” y aproveché el flujo de entrada y salida de gente que se produce para pillar un buen sitio. Por fin pude terminar de relajarme tras el viaje.
—¡Qué cabrón el Abercrombie! —exclamó—. Parece que fue ayer cuando parecía un autor menor de fantasía y ya lo tenemos vendiendo millones de ejemplares y llenando el auditorio de Avilés. ¿Qué te ha parecido la última trilogía?
—Bueno, no me ha entusiasmado demasiado, salvo el segundo libro que me pareció el mejor de los tres. De todas maneras, Joe es un tipo que más allá de lo que este escribiendo en cada momento siempre tiene algo que decir y además lo hace con gracia y haciendo que el público se lo pase en grande. Año tras año sale aclamado de Avilés. ¡Y ya está anunciado para la edición de 2017!


—Tampoco es que sea ninguna novedad, ¿verdad?
—Que nos hayamos mal acostumbrado no significa que sea algo a destacar y que, seguro, atrae a otros escritores británicos a dejarse caer por aquí.
—¿Qué más te ha dado tiempo a ver en esta primera tarde? —me preguntó.
—Después me dio tiempo a Elia Barceló, una escritora de lo mejor que ha salido de nuestro país y a la que aún tengo pendiente de leer —prometí—. Ha sido genial escucharla: natural, graciosa, realista… modélica, en definitiva. Y por si esto fuera poco, acto seguro ha habido una mesa de ciencia ficción escrita por mujeres donde estaban la propia Elia, Felicidad Martínez, Lola Robles, Nieves Delgado, Laura Fernández y moderada por Sofia Rhei.
—No suena nada mal…


—En absoluto. Salvo las preguntas, que me resultaron demasiado genéricas y que al final estaban más tiempo hablando de la literatura de ciencia ficción escrita por mujeres pero siempre comparándola con la masculina. Lo cierto es que cada una aportaba un punto de vista absolutamente diferente y, en algún caso, hasta divertido de escuchar.
—Cuentan que Felicidad estuvo especialmente efusiva.
—Efusiva y al grano. Sin medias tintas ni matices. ¡Genial!
—Mañana prometo ir yo alguna charla y contarte cosas. Con el lío del viaje hoy no he tenido tiempo de ver nada —me dijo, con cara apenada por todo lo que se había perdido, máxime con mi cara de felicidad.
—Estate tranquila. Tenemos tres días por delante para ver, oír y disfrutar de los más de cien invitados del Celsius de este año. Lo que me ha llamado la atención es la cantidad de gente en todas las presentaciones. No sé si será cosa de Abercrombie o que va a haber más gente en general. Lo veremos en estos próximos días. 

El camarero nos dejó sobre la mesa una botella de sidra, un par de vasos y nos escanció el primer culin de la noche. Apenas había pasado el primer día y ya nos encontrábamos entusiasmados ante lo que nos quedaba por delante. Hoy solo nos quedaba cerrar algún bar.

Jueves 21 de Julio de 2016. Avilés, después de la cena.

—¡Qué pasada!

Estaba emocionada. Acabábamos de ver a Elías Combarro presentar a Ian McDonald en el auditorio, en una charla muy ilustrativa y divertida al mismo tiempo. El bueno de Ian se encuentra en un nuevo momento de gloria en nuestro país con la publicación de la interesante “Luna”, que aún tengo pendiente.
—Y no solo por Ian —añadió—. Por la mañana hemos tenido momentos divertidos como los coros en la presentación de Pablo Bueno y su “La Hora de los Desterrados”, la impresionante cola de Sergio Morán con “El dios asesinado en el servicio de caballeros” y la interesante obra “Un pueblo perdido” de Arkaitz León.


—Sí, la mañana ha estado realmente bien. Además se confirma que está habiendo muchísima más gente que años anteriores. Recuerdo, por ejemplo, a Pablo Bueno presentando justo aquí hace un año y habría una cuarta parte de personas en aquel momento. ¡Hasta han acabado con todas las existencias del libro en las librerías de la feria!
—Lo que nunca cambia son los cachopos. Hoy he probado uno en L’alfareria que estaba fabuloso. ¡Mañana repito! —dijo, con una sonrisa de oreja a oreja.

Ya en este primer día conseguí desvirtualizar (término que se ha puesto de moda este año) a gente como Laura (@canalnost), Daniel Pérez (@Mangrii), Isa Janis (@IsajanisG) o Antonio Díaz (@mertonio) a quien nunca le terminaré de agradecer que me descubriera “Las primeras quince vidas de Harry August” y a Claire North. También fue un placer saludar a gente como Sergio Morán, un tipo genial escribiendo libros y dibujando viñetas como en persona, cachopo mediante. Y por supuesto, los habituales Pablo (@PabBueno), Roberto Alhambra (@RobertoAlhmabra), Sergio (@chorrodetinta), Elías (@odo) o Alex (@infinitoAlex), entre otros muchos que me olvido ahora mismo. 

—Y, ¿qué me dices de Cristina Fernández Cubas? —le pregunté mientras terminábamos de revisar a cuánto nos tocaba la cena que nos acabábamos de meter entre pecho y espalda.
—Pues, sinceramente, una maravilla. ¿Recuerdas lo que contabas ayer de Elia Barceló? Pues algo parecido. Yo me he apuntado el libro con todos sus cuentos recopilados para conseguirlo en cuanto termine el festival.


—Totalmente de acuerdo. Todo el mundo parece opinar algo parecido. Lo que resulto algo más extraño fue la charla de Francesca Haig.
—¿Y eso?
—Suena fuerte venir a un festival de ciencia ficción y fantasía dejando caer que no has leído apenas nada del género. Como manera de conseguir que alguno nos acerquemos a su obra, resulta algo poco conveniente. Además, su manera de contar las cosas me resultó algo sosa, tanto que me pase buena parte de su presentación revisando redes sociales a ver cómo iba la cosa ahí afuera.
—¿Te ha dado tiempo a ver algo más hoy? —quiso saber, mientras apuraba los últimos resquicios en el fondo de vaso con el que había cenado.
—¡Que va! — exclamé apenado—. Pero la noche acaba de empezar y mañana nos espera otro día duro. ¡Y lo que nos vamos a perder!

De izquierda a derecha: Elías F. Combarro, Laura Huelin, Pablo Bueno y un servidor

Novedad: "Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados", de Brandon Sanderson

Una de las pocas obras de Brandon Sanderson de la que aún no estaba disponible una traducción al castellano son las correspondientes a la saga de “Alcatraz”. Con cuatro novelas publicadas en inglés, y una quinta ya en camino, la historia detrás de estas "Alcatraz contra los Bibliotecarios Malvados" está protagonizada por el joven Alcatraz Smedry quien, en su decimotercer cumpleaños, recibe un regalo que cambiará su vida por completo. 

Se trata, a diferencia de lo que estamos acostumbrados, de una colección claramente orientada al público juvenil aunque seguro que muchos de los seguidores del escritor nos acercaremos sin dudar a este nuevo lanzamiento.

Ediciones B ha publicado prácticamente todo lo que está publicado de Brandon Sanderson en español. Como no podía ser de otra manera también serán ellos quienes se encarguen de traernos esta saga, cuya segunda entrega ya tiene fecha prevista de publicación después del verano.

Desde hoy mismo se puede encontrar a un precio de 15€ y 320 páginas.

En su decimotercer cumpleaños, el huérfano Alcatraz Smedry recibe un curioso paquete: una bolsa de arena, herencia de sus padres, que han desaparecido. La bolsa es robada de inmediato, y entonces Alcatraz comprende que no se trata de una arena cualquiera. Con ella, los Bibliotecarios Malvados, que controlan en secreto algunos de los países más poderosos del mundo, podrán controlar también algunos de los Reinos Libres. Alcatraz y un grupo de chicos inusuales se convertirán en los encargados de luchar contra ellos y acabar con los Bibliotecarios de una vez por todas.

"La casa de las arenas movedizas", de Carlton Mellick III


LA CASA DE LAS ARENAS MOVEDIZAS
Carlton Mellick III
(Traducción de Hugo Camacho)

Orciny Press
254 pags
15,95€


La segunda entrega de las bizarradas que, de la mano de la editorial Orciny Press, llegan a España se titula “La casa de las arenas movedizas”. Su autor, Carlton Mellick III, se estrena en castellano con, dicen, una de sus obras más accesibles. Solo cabe echar un vistazo, como decía Alexander Páez en su reseña de esta obra, a los títulos de las decenas de obras publicadas en su idioma original hasta el momento para darse cuenta de que este hombre se trata de un tipo muy peculiar y, por supuesto y como no podía ser de otra manera, muy bizarro.

Esta novela huye de convencionalismos y nos plantea un enigmático escenario desde el primer minuto. Nada de esperar un puñado de capítulos o a que poco a poco vayamos cogiendo cariño a los protagonistas Polly y Pulga. Desde la primera página nos encontramos encerrados en una especie de casa enorme que hace que estos dos niños, hermanos, no conozcan a sus padres. Tendrán que esperar a cierta edad para que sus progenitores se acerquen a buscarlos por lo que, mientras tanto, se encuentran en la rutina de ir al colegio cada día y convivir con la tata que les cuida, mantiene limpia la casa y responde a todas aquellas preguntas que, como niños, se les va ocurriendo a lo largo de su crecimiento.

Y aunque dicho así no lo parezca, en toda esta pequeña introducción ya encontrareis multitud de componentes extraños que nos desubican y sorprenden a partes iguales. Uno de ellos es que al colegio se accede a través de un supuesto programa informático que los lleva a un lugar donde las paredes se levantan la suficiente altura como para que siquiera puedan ver lo que hay al otro lado. Su parecido con un colegio normal es total contando incluso con bullying entre compañeros. Pronto algunos alumnos dejaran de ir a clase, como la teórica novia de Pulga. Los sucesos comienzan a desencadenarse. De la casa donde viven su día a día no se puede salir tan fácil: los “siniestros” habitan las sombras de cualquier esquina y el pasillo al otro lado de la puerta principal está absolutamente a oscuras, haciendo imposible ir más allá de los límites de la cocina donde se sitúa la puerta.


El viaje de Polly y Pulga es una continua sorpresa en búsqueda de unos padres omnipresentes durante toda la novela. Ambos niños no dejan de nombrarlos, de hablar de ellos e, incluso, de verlos aparecerse alrededor de ellos. A lo largo de su viaje cada puerta es abrir un portal a otro escenario completamente diferente al anterior que dejara tan sorprendidos a nuestros protagonistas como a nosotros mismos. La casa parece eterna, con pisos y pisos de habitaciones, oscuridad y unos siniestros que los persiguen sin cesar allá donde quieran esconderse.

Algunos planteamientos o comentarios de los que seremos testigos pueden hacernos pensar que “La casa de las arenas movedizas” es una distopía o una historia de ciencia ficción sin más. Sin embargo, hay tantos detalles en el comportamiento de los personajes ante lo que les sucede, tantas reflexiones que hacerse ante lo que observan, descubren y sufren que esta novela va más allá de cualquier etiqueta: terror, fantasía, ciencia ficción y todo aquello que nos hace disfrutar habitualmente se integran en esta por momentos agobiante búsqueda de unos padres que, teóricamente, les iban a recoger dentro de no mucho tiempo.

Decía en su momento con “Fantasma” (Orciny Press, 2015) que se trataba de una experiencia lectora absolutamente diferente a lo habitual. Con “La casa de las arenas movedizas” vuelve a quedarme esa impresión. No tanto por la estructura narrativa, que es estándar y para nada innovadora, sino en cómo integra componentes teóricamente imposibles en una adictiva historia de persecuciones, sorpresas, trauma familiar, juventud y búsqueda de la verdad de todo aquello que se les ha contado a los protagonistas a lo largo de su vida. Solo la capacidad de maravillarnos puede poner límites a “La casa de las arenas movedizas”. Por tamaño de casa que no quede.

Novedad: "Ecce Monstrum", de Nathan Ballingrud

En breve llegará a las plataformas digitales un nuevo libro de la siempre interesante editorial Fata Libelli. Bajo el nombre de “Ecce Monstrum” vamos a encontrar una recopilación de relatos de terror escritos por Nathan Ballingrud y que nos llevan a lo más profundo del terror humano “en un descarnado bestiario de vampiros solitarios, hombres lobo terroríficos, fantasmas urbanos… y de humanos monstruosos”.

Nathan Ballingrud es un autor nacido en Massachusetts que hasta ahora no habíamos tenido oportunidad de leer en castellano. Su recopilación de cuentos “North American Lake Monsters” (la mayor parte de ellos traducidos al español en este nuevo lanzamiento) ganó el prestigioso premio Shirley Jackson y fue también nominado para el World Fantasy, British Fantasy y Bram Stoker Awards.

Se puede conseguir ya suscribiéndose a la editorial Fata Libelli o esperando unos pocos días a su edición para no suscriptores.

Parejas que tras veinte años de matrimonio tienen una relación zombie, machos alfa que un día se topan con verdaderos hombres lobo en bosques solitarios, expresidiarios que pueden enfrentarse a todo salvo a monstruos de río y a sus hijas adolescentes… una revisión de los monstruos clásicos desde un punto de vista muy moderno.
Ecce monstrum es un descarnado bestiario de vampiros solitarios, hombres lobo terroríficos, fantasmas urbanos… y de humanos monstruosos. Un conjunto de relatos sobre las bajezas humanas y la salvación que proviene de aceptar nuestra bestia interior. Estos cuentos, premiados con el prestigioso Shirley Jackson Award, han convertido a Nathan Ballingrud en la nueva estrella del terror contemporáneo.

"El Coleccionista de Sellos", de César Mallorquí



EL COLECCIONISTA DE SELLOS
César Mallorquí

5 horas y 34 minutos
12,99€




Con motivo de la celebración de la primera semana del audiolibro en España, en este blog nos unimos a la iniciativa con nuestro pequeño grano de arena: la reseña del audiolibro de “El coleccionista de sellos”. Y es que cuando estuve pensando en qué libro escoger para esta inédita ocasión me di cuenta que con esta obra mataba dos pájaros de un tiro: no solo me encontraba ante una novela de mediana longitud (algo menos de doscientas páginas en su edición física) lo que se convierte en una duración no muy larga y con la que evitar problemas de última hora, sino que me volvía a acercar a César Mallorquí, uno de los autores más reconocidos en lengua castellana y a quien apenas he dado oportunidad con la lectura de unos pocos relatos sueltos.

En “El Coleccionista de Sellos” viajamos a un 1939 distinto del que tuvo lugar en nuestra realidad. Al mismo tiempo que la guerra civil parece tocar a su fin, el bando republicano parece finalmente tener todo de su parte para lograr la victoria. El general Francisco Franco ha sido asesinado apenas un par de años antes y España se encuentra, para variar, dividida. En medio de esta situación nos ponemos en la tesitura de Telmo Vega, un comisario al que le asignan un extraño caso que se ha llevado ya cinco vidas por delante. Entre todas las victimas hay un nexo común: todas ellas eran amantes de la filatelia.

La novela es una ucronía en una España que bien podría haber sido la de verdad si los acontecimientos históricos hubieran sucedido como en la novela. Por ello, rápidamente nos situamos en esta Madrid que en medio de la situación política y militar apenas se da cuenta de lo que está sucediendo con este asesino llamado “El coleccionista”. Además del detalle histórico, la novela se adentra en la ciencia ficción de manera clave para la trama y que se integra perfectamente con el trascurrir de la escucha. Y, además, la novela es todo un drama con Telmo Vega como protagonista. Su mujer falleció unos años atrás y su vida no ha terminado de ser la misma tras el trágico acontecimiento. Lo social es un factor importante en la obra, con las consecuencias de todo lo que esta acaeciendo en el país y las noticias que se reciben en la capital desde donde la batalla esta teniendo lugar en cada momento. En este ambiente también nos resultaran desgraciadamente familiares ciertos favores o corrupciones políticas a todos los niveles con objeto de conseguir el objetivo buscado por cada uno.


La escucha de “El coleccionista de sellos” ha sido tan satisfactoria como esperaba. El ritmo es alto (quizá un pelín, pero solo un poco, rápido por momentos) y los personajes que aparecen son interpretados de manera fantástica para mi gusto. Me ha encantado la inclusión de efectos y sonidos de ambiente que permiten a la persona que lo escucha integrarse más en la historia. En mi experiencia personal aprovechaba largos ratos de sofá para dejar sonar el libro, cerrar los ojos, e inmiscuirme directamente en la vida de Telmo y el resto de protagonistas.

Solo he encontrado una pega importante a este primer acercamiento a los audiolibros. Desconozco como es el funcionamiento general de este formato ya que, como comentaba anteriormente, se trata de mi primera aproximación a este tipo de “lectura” de libros. Sin embargo, creo se podrían adaptar más ciertas expresiones o descripciones. Es decir, si oímos al protagonista realizar una acción no veo necesario insistir como si fuera un libro impreso. Por ejemplo, y para que se me entienda mejor, si el protagonista hace una pregunta no es necesario que el narrador nos diga inmediatamente “Preguntó”. O si alguien ha dicho “Sí” veo redundante añadir la expresión “Afirmó”. Es cierto que esto implica modificar directamente el texto del libro publicado pero considero que supondría una mejor adaptación a este formato que, al fin y al cabo, es de lo que se trata.

Algo menos de seis horas de escucha que han rellenado tiempos muertos paseando o haciendo cosas por casa durante los últimos días y que, además, se han acompañado de una atractiva historia que, tanto por duración como por la propia trama, se convierte en un recomendado por mi parte para iniciarse en la experiencia de los audiolibros. En “El Coleccionista de Sellos”, César Mallorquí consigue el equivalente de “un capítulo más” para mantenernos en vilo e intrigados para prácticamente su final. La obra resultó ganadora del Premio UPC en 1995 y posteriormente el Gigamesh en 1997, unos galardones que aunque lo acercan al género de la ciencia ficción también resultará de interés para los que busquen una historia diferente y cercana. Un ¿Qué hubiera ocurrido si…? llevado a nuestro pasado de no hace tanto tiempo y que hubiera cambiado, seguro, nuestras vidas actuales.

 
Con la tecnología de Blogger.