"Apocalipsis Z", de Manel Loureiro y J.M. Vicente Vegas

Título: "Apocalipsis Z
Autor: Manel Loureiro (Historia) y J.M. Vicente Vegas (Dibujo)
Páginas: 96
Editorial: Panini Comics

En una reseña previa, hablaba de que había llegado hasta Carlos Sisí a partir de las buenas experiencias con libros de zombies que estaba teniendo en aquellos momentos. Precisamente uno de los causantes de esa “adicción” fue Manel Loureiro y su “Apocalipsis Z”, una novela de terror que nace, como muchas otras, con un hombre (abogado, para mas señas) que poco a poco se va quedando aislado en un mundo que ha sido colonizado por los muertos vivientes tras la infección causada en un, aparentemente, país lejano.

Aquella novela del gallego Manel me pareció (y sigo teniendo la misma opinión) sobrecogedora. El cómo se iba contando las diferentes fases, el propio personaje principal, el estelar protagonismo de Lúculo (el gato del protagonista), los personajes secundarios posteriores  etc. todo ello daba lugar a probablemente, la mejor novela del genero que se haya escrito en nuestro país. Hay muchas que se le acercan en dramatismo, pero he de reconocer que ésta fue la que mas impresión me causó en su momento.

Como veis, a Manel Loureiro le tenemos plenamente localizado. Sin embargo, Vicente Vegas quizá haya pasado más desapercibido en mainstream ya que sus principales trabajos han sido los relacionados con “Bull Damn City” junto a Victor Santos, Kenny Ruiz y otros autores. A su vez, más atrás en el tiempo también colaboró junto a su conocido hermano Enrique V.Vegas en la elaboración de algunos de sus cómics de gran tirada nacional.

Ambos se han juntado (el primero a los guiones; el segundo a los lápices) durante los últimos tiempos para dar lugar a la adaptación al cómic de la novela de la que tanto he hablado en el inicio de este texto: Apocalipsis Z. El resultado son casi cien páginas en tapa dura editadas por Panini Comics y que han salido a la venta este mismo mes de Marzo en toda España. (¿Este cómic no iba a ser editado por Dolmen Editorial? Me da que algo raro ha pasado aquí)

En este libro tenemos (casi) todo aquello que hizo de la novela una aterradora experiencia narrativa. Todos los personajes principales que allí aparecían vuelven a la palestra en los notables dibujos de Vicente Vegas, que adapta fielmente los detalles de la larga novela. Por su parte, Manel, como confirma en su introducción, ha puesto la historia y algunas pequeñas modificaciones que no afectan en gran medida al relato tal y como lo conocemos. Y aunque no aparece en los créditos de portada, Joan Fuster también merece una mención al haber participado con los diálogos en casi la totalidad del tomo.


En el lado negativo, y si bien se trata de una notable cómic, con una buena historia y un fantástico dibujo, precisamente por tratarse de una adaptación se echa en falta esos momentos narrativos de tensión presentes en el libro o, lo que más me llamó la atención al concluir el libro, la escasa presencia de Lúculo en el casi centenar de páginas de tebeo.

Estos detalles no echan, sin embargo, por la borda una notable traslación de un fantástico libro a un cómic de notable factura, editado con alguna errata (Agradecimientos por partida doble de Vicente vegas) pero que cumple a la perfección con lo que podemos esperar de una adaptación de esta envergadura.

"Panteón", de Carlos Sisí


Título: "Panteón"
Autor: Carlos Sisí
Páginas: 360
Editorial: Minotauro
Premio Minotauro 2013

Hace apenas unas horas que he terminado de leer “Panteón”, la nueva obra de Carlos Sisí, y ya ando pensando dando vueltas a las infinitas posibilidades mostradas. Pero vayamos por partes.

A Carlos le descubrí de casualidad cuando buscaba libros de zombis tras la buena experiencia con otros del estilo. Así llegue a “Los Caminantes” que terminaría resultando una trilogía que fui comprando casi al mismo día que salía a la venta. Tras un interludio con el tenso relato "Edén interrumpido", llego “La Hora del Mar”, una notable novela de cómo la tierra decide recuperar aquello que es suyo y que la humanidad le había arrebatado.

Y ahora, apenas seis meses después y ya metidos en 2013, tras ganar el premio Minotauro llega “Panteón”, una nueva obra de este prolífico autor. Y se puede decir que este libro marca lo mejor del autor hasta el momento. En sus páginas vamos a seguir la aventuras de dos personajes principales, buscadores de chatarra para más señas, que ven como una mera recuperación de los restos de una batalla espacial termina en una historia donde tenemos facciones enfrentadas, razas alienígenas, naves espaciales, avances tecnológicos y, en definitiva, todo aquello que no puede faltar en una buena novela de Ciencia Ficción de toda la vida.

Además, entre otras cosas, Carlos consigue que sus obras, sean más largas o más cortas, se lean rápidas y consigan que el rato que te sientas frente a un libro se convierta en un rato de lo más divertido (o terrorífico…en el buen sentido de la palabra). Quizás mi único comentario crítico a su anterior “La hora del mar” fue que la historia y la duración de dicha obra fue algo larga haciendo la parte intermedia de la novela algo estirada. Esto queda sobradamente solucionado con “Panteón” ya que apenas sobrepasamos las 350 páginas, que dicho sea de paso, a mí se me han pasado volando, leyéndome las últimas 150 en una buena tarde de domingo.

“Panteón” es, en definitiva, una fabulosa novela de Ciencia Ficción, con todos los elementos para hacer que los fans clásicos queden satisfechos (aunque no esperéis Ci-Fi “dura”; no es el objetivo) y que mucha gente que apenas se había acercado al género más allá de una película de Star Wars le pique la curiosidad y se acerque a descubrir un mundo lleno de posibilidades. Un mundo que puede estar lleno en el futuro de precuelas, secuelas e historias paralelas porque el mundo creado es, como el nuestro propio, infinito. Y al igual que en éste, el futuro está en nuestras manos, la de los lectores.

"El Maestro del Prado", de Javier Sierra

Título: "El maestro del Prado"
Autor: Javier Sierra
Páginas: 328
Editorial: Planeta 

Comencé la lectura de "El maestro del prado" por ser de Javier Sierra. Si no fuera por eso, estoy seguro de que no me hubiera adentrado en un universo (el del arte) que no me apasiona demasiado. Pero, definitivamente, el hecho de que Javier fuera el autor hizo que me decantara por leerlo. 

No he leído todo de él, apenas "La dama azul" y "El ángel perdido" (efectivamente, "La cena secreta" no esta en mis lista) y ambas me resultaron muy entretenidas y donde se mezclan historias de aventuras con teorías de todo tipo de una manera muy atractiva, haciendo las lecturas muy amenas y cortas.

En el caso de "El maestro del prado" me esperaba algo similar a estas referencias, pero estaba yo bastante confundido. Sí hay una idea de fondo de hacer una historia similar a ellas, pero el 70% del libro se trata de un análisis de diversas obras de arte del Museo del Prado y de otros países. De esta manera, el libro te relata una gran cantidad de información y datos de todo tipo sobre los cuadros, haciendo de la lectura un rato no apto para "lectura de verano". Ojo, salvo que te encante el tema del arte, ya que yo siempre parte de mi escaso interés en la materia.

Le podemos sumar que el final del libro es demasiado abrupto para mi gusto, un final que siendo de esa manera podría haber llegado a las doscientas páginas o a las setecientas, ya que se podría aplicar casi en cualquier momento de la novela.

Como parte positiva, sin duda, el dejar ese "gusanillo" de querer ir a ver las obras al nombrado museo y el hecho de acercar de una manera novelizada unas obras que, aunque importantes, puedan pasar inadvertidas en una visita rápida.

En conclusión, no es el libro de Javier Sierra que me esperaba. Hay buenas intenciones y muchos detalles en las descripciones, pero siendo este el tercer libro que leo del autor, este queda en el último escalón de una imaginaria clasificación propia. Sin embargo, ojalá sea todo un éxito, ya que es seguramente el autor con más proyección internacional de nuestro país en el género. Yo me apuntaré a la siguiente sin duda.

 
Con la tecnología de Blogger.