"Tormenta", de Jim Butcher

Título: "Tormenta"
Autor: Jim Butcher
Páginas: 320
Editorial: La Factoría de las Ideas


Hace apenas mes y medio comentaba en este blog las muy buenas sensaciones que me había dejado la lectura de “Las furias de Alera”, comienzo de la saga fantástica de mismo nombre escrita por Jim Butcher y que ha comenzado a publicar RBA. Precisamente, y como concluía en aquella entrada, me había quedado con muchas ganas de poder comenzar con la otra saga, la más conocida realmente de este autor, que no es otra que la saga de Harry Dresden, que está siendo publicada en nuestro país por La factoría de ldeas desde hace ya unos años y que fue llevada a la televisión hace no mucho tiempo con escaso éxito.

Harry Dresden no es otro que un investigador. ¿Solo un investigador? Bueno, esa quizá sea una definición algo escasa para alguien que, entre otras cosas, soluciona casos mediante magia y hechizos además de combatir con seres mágicos a vida o muerte. Por tanto, vamos a dejarlo en que es un mago con dotes para la investigación y la resolución de asesinatos y otro tipo de casos que iremos viendo, supongo, en próximos libros. Desde su residencia de Chicago, Harry nos cuenta en primera persona su día a día desde la oficina que regenta y donde recibe a los clientes que acuden en su búsqueda para resolver ciertas interrogantes o misterios de toda índole, además de colaborar con la policía local para resolver algún que otro caso de especial dificultad o en el que podrían entrar en juego seres ajenos a la realidad más tradicional.

“Tormenta” es el primero de una larga saga de catorce libros (en inglés, diez en castellano hasta el momento), y como tal nos sirve para tener una primera toma de contacto con Harry, protagonista absoluto de la narración, aunque con unos secundarios que, seguro, darán que hablar en siguientes novelas. Este comienzo de la historia, además, cierra la trama casi por completo, por lo que parece que aunque tengan protagonistas comunes cada libro se centrará en tramas independientes que se terminarán en cada tomo.

Jim Butcher logra con “Tormenta” un libro de entretenimiento puro y duro. El carisma de Harry Dresden junto a un sentido del humor muy destacable hace de esta lectura un rato ameno y con menos complicaciones de las que podía traer “Las furias de Alera”. Y es que esta saga está completamente alejada de aquella, tanto en la forma de contar las cosas como en el propio argumento, dando la sensación de tratarse de un autor completamente diferente pero con el entretenimiento siempre como bandera. Por todo ello, Jim no solo ha logrado convencerme con sus "Las Furias de Alera", sino que consigue atraparme nuevamente con "Harry Dresden".

"Apuntes Macabros", de Juan de Dios Garduño

Título: "Apuntes Macabros"
Autor: Juan de Dios Garduño
Páginas: 128 (edición física)
Editorial: Prema Ediciones / 23 Escalones


Al igual que me ocurrió en su día con Carlos Sisí y su saga "Los Caminantes", a Juan de Dios Garduño lo conocí literariamente hablando hace un tiempo por “Y pese a todo”. Aunque editada dentro de una línea editorial de zombies muy concreta, siempre he pensado que no debía clasificarse únicamente de esa manera, sino como una novela mayormente de terror. Ese terror humano que tan bien nos ha descrito a lo largo de su carrera Stephen King y del que Juan de Dios se ha convertido en uno de los mayores exponentes de nuestro país, con una muy interesante trayectoria hasta el momento que seguirá su curso con, seguro, nuevos proyectos de toda índole.

“Apuntes Macabros”, con la portada que podéis ver adjunta a este comentario, es una reedición gratuita en formato electrónico del libro editado originalmente por 23 Escalones y que apenas se puede encontrar en contadas librerías físicas u online. Este libro contiene una decena de relatos, unos más cortos, otros más largos, pero todos con el terror como nexo común. Según avanzamos en la lectura de los mismos vamos encontrando variopintas propuestas, que también homenajean en muchos casos a grandes clásicos del terror, como es el evidente caso de Cormac McCarthy y su “La Carretera”, que aquí es recordado en “Hacia el Sur”, o Conan Arthur Doyle con sus ingeniosos Sherlock Holmes y Watson en “El último caso del doctor Watson”, además de Lovecraft o el personaje de Jack, el destripador.

Para gustos los colores, y como suele pasar en toda buena antología que se precie siempre se te quedan en la memoria algunos de los cuentos que has ido leyendo y que más has disfrutado, dejando algún otro en un segundo plano. En mi caso, tengo una serie de ellos que me han parecido memorables, como son el cíclico “De cómo el señor alcalde acude al debate nocturno de Buddy, el enterrador”, con un título de lo más expresivo, y del que apenas podría decir nada ya que desvelaría toda la trama. “Amor de madre” es un terrorífico relato humano de decadencia que no deja indiferente. Y “La ganga”, que decir de este relato, el más largo de toda la antología que nos identifica con ese pobre personaje que realiza una operación inmobiliaria aparentemente impecable y a un precio imbatible… “El viejo que cada día veía morir el sol desde su azotea” me produce sensaciones contradictorias: por un lado literario, del cual solo puedo decir que también entra dentro de mi “top” particular, pero por otro lado no termina de encajarme un relato de zombis dentro de esta serie de cuentos de una factura tan cercana y realista en buena parte, aunque a su favor también diré que en fondo hablamos de una historia muy natural en un mundo particular, donde los "no-muertos" son una mera disculpa para contar una historia de esta índole.

En definitiva, “Apuntes Macabros” es un fabuloso compendio de relatos de terror con momentos álgidos y otros menos, pero con innumerables referencias a clásicos del género, y que nos permite disfrutar de un Juan de Dios Garduño en ascenso evidente. Dentro de unas semanas podremos disfrutar (o temblar) de nuevo con “El arte sombrío”, una novela que nos vuelve a llevar a unos EEUU decadentes, y que servirá para inaugurar una nueva línea editorial en Dolmen dedicada al terror.

 
Con la tecnología de Blogger.