Premios Libros y Literatura 2013

Hace unos días recibí en el mail del blog (callesdetintablog@gmail.com) una propuesta desconocida para mí en el tiempo que este blog lleva abierto: los premios Libros y Literatura 2013 a las mejores reseñas en blogs literarios.

Agradecido por acordarse de este humilde rincón, he decidido participar de este evento, ya que puede servir como publicidad, y animar las visitas a la página. Y aunque las bases iniciales del concurso hablaban de poder inscribirse sólo con una reseña de un listado de libros proporcionados, las normas parece que han cambiado a mitad de camino, y ahora se puede participar con cualquiera publicada.

Por ello, creo que es de justicia participar con la reseña más leída de Calles de Tinta: “Las furias de Alera”, de Jim Butcher, publicada originalmente en Abril de este 2013. Más de medio millar de visitas hacen de esta el número de uno a lo largo de este año, ya sea por tratarse de una novedad en el momento que se publicó o por el tirón del autor. Os la adjunto debajo de estas líneas para que lo tengáis más cómodo a la hora de poder leerla.


Llegado a este punto, no puedo sino agradecer nuevamente al blog ponerse en contacto conmigo para darme la oportunidad de participar y desear que participe el mayor número de blogs y la competencia sea la mejor posible. ¡Aprovechad y apuntaros!

Unos buenos lotes de libros y un Sony Reader PRS-T3 espera a los mas votados...

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Título: "Las furias de Alera"
Autor: Jim Butcher
Páginas: 608
Editorial: RBA

Cualquiera que, durante al menos un minuto de los últimos años, se haya dedicado a indagar sobre la literatura fantástica y de ciencia ficción ha tenido altísimas probabilidades de encontrarse con un nombre habitual en todas las recomendaciones de libros del género: la saga de Harry Dresden, donde figura como autor Jim Butcher.

Uno de los títulos existentes dentro de mi “haber” literario es esa saga, inconclusa, de la cual solo leí el primero en inglés hace ya unos años y, aunque gustándome, no terminé de continuar leyendo más allá. A la espera de que cierto cable se me cruce y me ponga con ello (quizá ahora en caliente sea un buen momento, ¿no?), me animé con la parte más fantástica del autor y me lancé sobre el primero de los cinco libros de esta otra saga, “Codex Alera”, que tan poco tiene que ver con la del bueno de Harry, cambiando totalmente de registro.

“Las  Furias de Alera” es el primero de estos títulos, editado por la nueva colección del género fantástico iniciada por RBA y del que comentaban hace un tiempo su intención de editar dos títulos por año hasta completar la saga. De esta manera, y dando por hecho que en breve tendremos noticias de la segunda entrega (¿verdad, RBA?), este primer tomo sirve como presentación de varios personajes que, supongo, tendrán más o menos importancia en futuras comparecencias.

La historia se centra sobre todo en la figura de Tavi, un chaval de pueblo, el único sin los poderes de las “furias” en su haber, y que por tanto tiene más de una dificultad a la hora de relacionarse con gente o defenderse de cualquier problema que pueda tener frente a sí. Tanto por el título como por lo descrito para Tavi, habréis notado que las “furias” de las que hablo tienen su importancia. Se trata de ese elemento mágico que toda buena novela de este estilo debe tener, y en este caso se trata de seres elementales (agua, tierra…) que permiten a los dueños que sean capaces de dominarlas ejecutar tareas inimaginables.

Centrándome propiamente en la novela, he de decir que me ha gustado aun más de lo que esperaba. Al igual que me ocurre con Brandon Sanderson, la manera en que Jim Butcher crea un mundo mágico y lo vamos conociendo te cautiva durante la primera mitad de la novela, a partir de la cual los hechos se encadenan hasta llegar a un cuarto final grandilocuente y apoteósico, con una batalla que nos evocará recuerdos de otros grandes libros del género fantástico como George RR Martin. Además de Tavi, otros muchos personajes aparecerán en estas aventuras, tejiendo varias historias en paralelo que tienen un final común, como se puede predecir según avanzas la lectura.

En cuanto al final, y sin desvelar nada, me parece un final bastante cerrado para lo que se podría esperar del primero de una saga de cinco volúmenes. Con esto quiero decir que, si bien yo me he quedado con ganas de conocer más sobre la mayoría de los personajes, aquellas personas que tengan miedo de adentrarse en una larga historia sin fin, pueden fácilmente leer este libro como un tomo único y, si les pica la curiosidad, continuar con las futuras entregas. Esto, de cara a la editorial y sus futuras publicaciones, quizá no sea lo mejor, aunque si el lector queda a gusto seguro repetirá.

La edición de RBA es idéntica a la del resto de los libros de su colección: bien editada en general, con un colorido metalizado fantástico (nunca mejor dicho), una ilustración de cubierta a cargo del frecuente, pero para nada aburrido, Alejandro Colucci y un precio quizá tirando al alza para lo que se podía esperar.

Como decía al principio, me ha gustado esta primera toma de contacto en castellano con Jim Butcher. Y aunque cambiando desde esta Alera hasta la Chicago del bueno de Harry, lo cierto es que además de seguir la historia cuando se publique la continuación, ya estoy buscando el momento de encontrarle hueco a la otra gran saga de Jim.

"Mujer abrazada a un cuervo", de Ismael Martinez Biurrun

Título: "Mujer abrazada a un cuervo"
Autor: Ismael Martinez Biurrun
Páginas: 304
Editorial: Salto de Página

En los últimos meses ha sido habitual leer en este blog sobre autores que conocí durante el pasado Celsius 232 de Avilés. Otro de esos casos es el de Ismael Martínez Biurrun, escritor que desconocía absolutamente antes de asistir al festival y cuya presentación me llamo lo suficiente la atención como para hacerme con uno de los libros que pude encontrar en las mesas de las librerías asistentes y traérmelo para casa.

“Mujer abrazada a un cuervo” es oficialmente la tercera obra en su biografía, editada en 2010 y que supuso su estreno bajo el siempre interesante sello editorial Salto de Página. En el siguiente año, Ismael publicó “El escondite de Grisha” para estar actualmente a la espera de su nuevo libro “Un minuto antes de la oscuridad”, previsto para 2014 en Fantascy. Antes de todo esto, el autor vio aparecer en librerías “Infierno Nevado” y “Rojo Alma, Negro Sombra”, por lo que su carrera editorial está cogiendo sin duda una forma interesante y con buena proyección.

La novela se centra en una joven estudiante de medicina, Cruz, que recibe el encargo de su padre para ocuparse de una extraña muerte en un pequeño pueblo de un bebé con síntomas de la peste que asolo Europa durante la Edad Media. Bajo este argumento, el autor coquetea con varios de los géneros que mas me pueden interesar a priori. Por un lado tenemos elementos de terror, con pasajes de dolor y sufrimiento que estremecerían a cualquiera, como la propia propagación de la peste entre los habitantes del pueblo donde se centra la novela. Por otro, el elemento fantástico. Me suelen gustar mucho este tipo de novelas que, bajo una argumentación que puede ser más cercana al género realista esconden un elemento fantástico, sobrenatural, que cambia completamente la estructura y la forma de ejecutar la trama. En este caso esta característica se centra en la protagonista, cuya habilidad para viajar en el tiempo con su mente provoca mil y una preguntas cuya respuesta es, en muchas ocasiones, el propio viaje en el tiempo. En dichos viajes, además, existe la posibilidad de alterar el pasado, lo que puede provocar consecuencias sustanciales en el presente.

“Mujer abrazada a un cuervo” se centra principalmente en Lortia, pueblo del pirineo navarro, con una actitud fría y sospechosa con todas aquellas personas ajenas, y que me recuerda en gran medida a buena parte de las pequeñas poblaciones norteñas, de difícil acceso, y desconfiadas de todo elemento exterior que pueda alterar sus vidas. Lortia es el centro de la acción presente y pasada y cuya geografía conoceremos a lo largo de las páginas sin apenas percatarnos ya que las descripciones que el autor nos ofrece nos permiten imaginar a la perfección cómo serían las calles de esta localidad.

Bajo una premisa científica, Ismael Martínez Biurrun despliega un thriller con elementos fantásticos, históricos, biológicos, etc. donde se desarrolla un interesante argumento cuyo fin no defrauda y cuyo desarrollo bien podría ser el de un bestseller, pero en este caso con un ritmo más pausado y que bien podría valer para una cinta cinematográfica. Intentaré revisar en un futuro próximo más obras de Ismael, además de no perderme futuras nuevas entregas de sus historias, como la que llegará a principios de 2014 y que nos hablará de un Madrid apocalíptico.

"Johan y Pirluit Vol. 4", de Peyo

Título: "Johan y Pirluit Vol.4"
Autor: Peyo
Páginas: 144
Editorial: Dolmen

Para aquellos que nos encontramos más cercanos a la treintena de años y que comenzamos a leer cómic a finales de los ochenta y, sobre todo, durante los noventa, se nos acaba de presentar una oportunidad de oro para recuperar una de las obras más interesantes y con peor suerte en el panorama editorial español. Gracias a Dolmen Editorial nos llega el momento de poder disfrutar con “Johan y Pirluit”, obra nacida de la mente de Pierre Culliford “Peyo”, autor de famosos Pitufos, y que tenía a esta obra como la más personal de las que realizo durante su larga carrera profesional hasta su fallecimiento en la década de los noventa.

Fue a finales de los lejanos años cuarenta cuando el autor creó a Johan, la parte más seria de este dúo protagonista y que fué el principal personaje durante las dos primeras entregas, ya editadas durante la siguiente década. Pasados esos episodios, Peyo crea a Pirluit, inicialmente como personaje secundario, pero que pronto cogería galones en la obra como contrapartida de Johan, quedando finalmente el cómic como tal y como lo conocemos con Johan y Pirluit viviendo diferentes aventuras en un apasionante mundo medieval.

Es en este mundo donde se centran las dos historias incluidas en este tomo. “La guerra de las siete fuentes” y “El anillo de los Castellac” son, respectivamente, las número diez y once de las trece que originalmente concibió Peyo de mediados de siglo en adelante (a finales de noventa se publicaron cuatro nuevas historias sin el autor original). Y aunque en esta recuperación que Dolmen está haciendo el objetivo es ofrecer todas las tramas al completo en una edición que esté a la altura, la editorial decidió que desde un punto comercial era mucho más interesante comenzar este lanzamiento con la parte considerada más notable de “Johan y Pirluit”. Es importante añadir que no resulta para nada imprescindible conocer las aventuras previas de los personajes para disfrutar íntegramente de este volumen. En el momento de escribir estas líneas ya se encuentra a la venta la segunda entrega que recupera “El país maldito” y “El sortilegio de Malasombra”, cronológicamente posteriores a las aquí incluidas.

En “La guerra de las siete fuentes”, Johan y Pirluit deciden atender a la historia con casi cien años de antigüedad que un fantasma les cuenta en un antiguo castillo. Siguiendo sus explicaciones terminan envueltos en un argumento donde los herederos de dicho monarca aparecen para intentar recuperar unas tierras abandonas tras un nefasto episodio con una bruja. Por otra parte, “El anillo de los Castellac” mantiene el registro monárquico en el que Johan y Pirluit ayudan al Duque de Castellac a recuperar todo aquello que perdió tras ser secuestrado. La figura del traidor a la casa real aparece para intentar que el Duque no consiga volver, ya sea incluso realizando un falso rescate. Ambas historias mezclan de manera fabulosa el ambiente medieval con unos toques fantásticos y de humor, además de una pequeña aparición de los Pitufos, que tomarían mayor protagonismo en tomos sucesivos por motivos comerciales.

La edición que nos llega de Dolmen es de una calidad excepcional en líneas generales, con el tamaño original de la obra, tapas duras de verdad y un papel con buen grosor, únicamente achacable los colores oscuros de las viñetas, que quedan algo descoloridos, quedando este problema solucionado en la nueva entrega ya disponible. Muy agradable también encontrarse con multitud de extras durante una veintena de páginas que amplían los detalles más conocidos, y mostrándonos facetas y curiosidades más desconocidas. Con todo esto, no me queda más que recomendar “Johan y Pirluit” a todo el mundo aficionado al cómic en general, ya sea más joven y adulto porque sus historias están al alcance de cualquier persona sin distinción y serán disfrutadas sin duda por todo el abanico de edades y gustos posibles.

 
Con la tecnología de Blogger.