"Johan y Pirluit Vol. 4", de Peyo

Título: "Johan y Pirluit Vol.4"
Autor: Peyo
Páginas: 144
Editorial: Dolmen

Para aquellos que nos encontramos más cercanos a la treintena de años y que comenzamos a leer cómic a finales de los ochenta y, sobre todo, durante los noventa, se nos acaba de presentar una oportunidad de oro para recuperar una de las obras más interesantes y con peor suerte en el panorama editorial español. Gracias a Dolmen Editorial nos llega el momento de poder disfrutar con “Johan y Pirluit”, obra nacida de la mente de Pierre Culliford “Peyo”, autor de famosos Pitufos, y que tenía a esta obra como la más personal de las que realizo durante su larga carrera profesional hasta su fallecimiento en la década de los noventa.

Fue a finales de los lejanos años cuarenta cuando el autor creó a Johan, la parte más seria de este dúo protagonista y que fué el principal personaje durante las dos primeras entregas, ya editadas durante la siguiente década. Pasados esos episodios, Peyo crea a Pirluit, inicialmente como personaje secundario, pero que pronto cogería galones en la obra como contrapartida de Johan, quedando finalmente el cómic como tal y como lo conocemos con Johan y Pirluit viviendo diferentes aventuras en un apasionante mundo medieval.

Es en este mundo donde se centran las dos historias incluidas en este tomo. “La guerra de las siete fuentes” y “El anillo de los Castellac” son, respectivamente, las número diez y once de las trece que originalmente concibió Peyo de mediados de siglo en adelante (a finales de noventa se publicaron cuatro nuevas historias sin el autor original). Y aunque en esta recuperación que Dolmen está haciendo el objetivo es ofrecer todas las tramas al completo en una edición que esté a la altura, la editorial decidió que desde un punto comercial era mucho más interesante comenzar este lanzamiento con la parte considerada más notable de “Johan y Pirluit”. Es importante añadir que no resulta para nada imprescindible conocer las aventuras previas de los personajes para disfrutar íntegramente de este volumen. En el momento de escribir estas líneas ya se encuentra a la venta la segunda entrega que recupera “El país maldito” y “El sortilegio de Malasombra”, cronológicamente posteriores a las aquí incluidas.

En “La guerra de las siete fuentes”, Johan y Pirluit deciden atender a la historia con casi cien años de antigüedad que un fantasma les cuenta en un antiguo castillo. Siguiendo sus explicaciones terminan envueltos en un argumento donde los herederos de dicho monarca aparecen para intentar recuperar unas tierras abandonas tras un nefasto episodio con una bruja. Por otra parte, “El anillo de los Castellac” mantiene el registro monárquico en el que Johan y Pirluit ayudan al Duque de Castellac a recuperar todo aquello que perdió tras ser secuestrado. La figura del traidor a la casa real aparece para intentar que el Duque no consiga volver, ya sea incluso realizando un falso rescate. Ambas historias mezclan de manera fabulosa el ambiente medieval con unos toques fantásticos y de humor, además de una pequeña aparición de los Pitufos, que tomarían mayor protagonismo en tomos sucesivos por motivos comerciales.

La edición que nos llega de Dolmen es de una calidad excepcional en líneas generales, con el tamaño original de la obra, tapas duras de verdad y un papel con buen grosor, únicamente achacable los colores oscuros de las viñetas, que quedan algo descoloridos, quedando este problema solucionado en la nueva entrega ya disponible. Muy agradable también encontrarse con multitud de extras durante una veintena de páginas que amplían los detalles más conocidos, y mostrándonos facetas y curiosidades más desconocidas. Con todo esto, no me queda más que recomendar “Johan y Pirluit” a todo el mundo aficionado al cómic en general, ya sea más joven y adulto porque sus historias están al alcance de cualquier persona sin distinción y serán disfrutadas sin duda por todo el abanico de edades y gustos posibles.

Publicado por : Borja // viernes, noviembre 01, 2013
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.