Crónica Celsius 232 2016 (Parte 1)


CRONICA CELSIUS 232 2016 - AVILÉS, ASTURIAS (PARTE 1)

Todas las fotos han sido cogidas del Twitter oficial del festival @festivalcelsius, a excepción de la última.

Miércoles 20 de Julio de 2016. Avilés, por la noche.

—¿Cuándo has llegado? —me preguntó mientras terminaba de indicarle al camarero lo que me apetecía tomar. No hacía mucho calor, pero el bochorno de estos días llenos de nubes resulta siempre agobiante incluso para los que somos de comunidades limítrofes.
—Justo para el inicio de la presentación de Joe Abercrombie. Acababa de terminar Ana González Duque, que presentaba “Leyendas de la Tierra Limite” y aproveché el flujo de entrada y salida de gente que se produce para pillar un buen sitio. Por fin pude terminar de relajarme tras el viaje.
—¡Qué cabrón el Abercrombie! —exclamó—. Parece que fue ayer cuando parecía un autor menor de fantasía y ya lo tenemos vendiendo millones de ejemplares y llenando el auditorio de Avilés. ¿Qué te ha parecido la última trilogía?
—Bueno, no me ha entusiasmado demasiado, salvo el segundo libro que me pareció el mejor de los tres. De todas maneras, Joe es un tipo que más allá de lo que este escribiendo en cada momento siempre tiene algo que decir y además lo hace con gracia y haciendo que el público se lo pase en grande. Año tras año sale aclamado de Avilés. ¡Y ya está anunciado para la edición de 2017!


—Tampoco es que sea ninguna novedad, ¿verdad?
—Que nos hayamos mal acostumbrado no significa que sea algo a destacar y que, seguro, atrae a otros escritores británicos a dejarse caer por aquí.
—¿Qué más te ha dado tiempo a ver en esta primera tarde? —me preguntó.
—Después me dio tiempo a Elia Barceló, una escritora de lo mejor que ha salido de nuestro país y a la que aún tengo pendiente de leer —prometí—. Ha sido genial escucharla: natural, graciosa, realista… modélica, en definitiva. Y por si esto fuera poco, acto seguro ha habido una mesa de ciencia ficción escrita por mujeres donde estaban la propia Elia, Felicidad Martínez, Lola Robles, Nieves Delgado, Laura Fernández y moderada por Sofia Rhei.
—No suena nada mal…


—En absoluto. Salvo las preguntas, que me resultaron demasiado genéricas y que al final estaban más tiempo hablando de la literatura de ciencia ficción escrita por mujeres pero siempre comparándola con la masculina. Lo cierto es que cada una aportaba un punto de vista absolutamente diferente y, en algún caso, hasta divertido de escuchar.
—Cuentan que Felicidad estuvo especialmente efusiva.
—Efusiva y al grano. Sin medias tintas ni matices. ¡Genial!
—Mañana prometo ir yo alguna charla y contarte cosas. Con el lío del viaje hoy no he tenido tiempo de ver nada —me dijo, con cara apenada por todo lo que se había perdido, máxime con mi cara de felicidad.
—Estate tranquila. Tenemos tres días por delante para ver, oír y disfrutar de los más de cien invitados del Celsius de este año. Lo que me ha llamado la atención es la cantidad de gente en todas las presentaciones. No sé si será cosa de Abercrombie o que va a haber más gente en general. Lo veremos en estos próximos días. 

El camarero nos dejó sobre la mesa una botella de sidra, un par de vasos y nos escanció el primer culin de la noche. Apenas había pasado el primer día y ya nos encontrábamos entusiasmados ante lo que nos quedaba por delante. Hoy solo nos quedaba cerrar algún bar.

Jueves 21 de Julio de 2016. Avilés, después de la cena.

—¡Qué pasada!

Estaba emocionada. Acabábamos de ver a Elías Combarro presentar a Ian McDonald en el auditorio, en una charla muy ilustrativa y divertida al mismo tiempo. El bueno de Ian se encuentra en un nuevo momento de gloria en nuestro país con la publicación de la interesante “Luna”, que aún tengo pendiente.
—Y no solo por Ian —añadió—. Por la mañana hemos tenido momentos divertidos como los coros en la presentación de Pablo Bueno y su “La Hora de los Desterrados”, la impresionante cola de Sergio Morán con “El dios asesinado en el servicio de caballeros” y la interesante obra “Un pueblo perdido” de Arkaitz León.


—Sí, la mañana ha estado realmente bien. Además se confirma que está habiendo muchísima más gente que años anteriores. Recuerdo, por ejemplo, a Pablo Bueno presentando justo aquí hace un año y habría una cuarta parte de personas en aquel momento. ¡Hasta han acabado con todas las existencias del libro en las librerías de la feria!
—Lo que nunca cambia son los cachopos. Hoy he probado uno en L’alfareria que estaba fabuloso. ¡Mañana repito! —dijo, con una sonrisa de oreja a oreja.

Ya en este primer día conseguí desvirtualizar (término que se ha puesto de moda este año) a gente como Laura (@canalnost), Daniel Pérez (@Mangrii), Isa Janis (@IsajanisG) o Antonio Díaz (@mertonio) a quien nunca le terminaré de agradecer que me descubriera “Las primeras quince vidas de Harry August” y a Claire North. También fue un placer saludar a gente como Sergio Morán, un tipo genial escribiendo libros y dibujando viñetas como en persona, cachopo mediante. Y por supuesto, los habituales Pablo (@PabBueno), Roberto Alhambra (@RobertoAlhmabra), Sergio (@chorrodetinta), Elías (@odo) o Alex (@infinitoAlex), entre otros muchos que me olvido ahora mismo. 

—Y, ¿qué me dices de Cristina Fernández Cubas? —le pregunté mientras terminábamos de revisar a cuánto nos tocaba la cena que nos acabábamos de meter entre pecho y espalda.
—Pues, sinceramente, una maravilla. ¿Recuerdas lo que contabas ayer de Elia Barceló? Pues algo parecido. Yo me he apuntado el libro con todos sus cuentos recopilados para conseguirlo en cuanto termine el festival.


—Totalmente de acuerdo. Todo el mundo parece opinar algo parecido. Lo que resulto algo más extraño fue la charla de Francesca Haig.
—¿Y eso?
—Suena fuerte venir a un festival de ciencia ficción y fantasía dejando caer que no has leído apenas nada del género. Como manera de conseguir que alguno nos acerquemos a su obra, resulta algo poco conveniente. Además, su manera de contar las cosas me resultó algo sosa, tanto que me pase buena parte de su presentación revisando redes sociales a ver cómo iba la cosa ahí afuera.
—¿Te ha dado tiempo a ver algo más hoy? —quiso saber, mientras apuraba los últimos resquicios en el fondo de vaso con el que había cenado.
—¡Que va! — exclamé apenado—. Pero la noche acaba de empezar y mañana nos espera otro día duro. ¡Y lo que nos vamos a perder!

De izquierda a derecha: Elías F. Combarro, Laura Huelin, Pablo Bueno y un servidor

Publicado por : Borja // miércoles, julio 27, 2016
Categoría:

1 comentarios:

  1. ¡Fantástica crónica! Me gusta el cambio de estilo en forma de diálogo.
    ¡Ah! Gracias las que tu tienes, ¡guapo! XD

    ResponderEliminar

 
Con la tecnología de Blogger.