"Telaraña", de Jose Luis Cantos

Título: "Telaraña"
Autor: Jose Luis Cantos
Páginas: 328
Editorial: Tyrannosaurus Books


Poco antes de cerrar el año que hemos dejado atrás, y concluyendo a su vez la colección Dirt de la editorial Tyrannosaurus Books en la que se encuentra editada, llegaba la primera novela del murciano José Luis Cantos, "Telaraña". La tercera entrega de la linea viene a ampliar las historias y sucesos que se suceden en esa isla imaginaria creación de Darío Vilas y Rafa Rubio llamada Simetría, contando para ello con muchos elementos reconocibles a lo largo de la lectura.

Un lugar que aquellos que visitáis Calles de Tinta os será largamente conocida: podéis encontrar mis comentarios sobre la primera entrega "El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas" del gallego Darío Vilas o la recientemente publicada antología de relatos "Girando en Simetría" escritos entre el nombrado Darío, Ignacio Cid Hermoso, Rafa Rubio y el propio José Luis Cantos. Sus lecturas, altamente recomendadas por mi parte, sirven de excelente introducción para el tono, la crudeza y las tramas en las que "Telaraña" profundiza a lo largo de sus mas de trescientas páginas.

La telaraña tejida a lo largo y ancho de la isla de Simetría impide a los personajes protagonistas traspasar sus fronteras. Y eso a pesar de que los sueños de Ruby, Blanca o Alberto, por ejemplo, son precisamente esos: poder abandonar este depravado territorio lleno de violencia y salvajismo y donde los huecos para felicidad o la alegría quedan delimitados en un periodo de tiempo muy concreto antes de volver a la realidad. La búsqueda en pos de ampliar esos momentos, de comenzar una nueva vida y dejar atrás toda la maldad que Simetría encierra, y su lucha contra aquellos que quieren evitarlo, es el motivo que mueve a prácticamente la totalidad de protagonistas de "Telaraña".

Esta novela debut de Jose Luis Cantos en el texto largo tiene, evidentemente, numerosos puntos en común con las dos novelas previas de similar ambientación. Pero también guarda sorpresas para todos los que nos acercamos nuevamente a este mundo. Más allá del tono en que esta escrita la obra, así como los sucesos que se suceden y que nos retrotraen a fragmentos previos de las historias ya conocidas de Simetría, en esta ocasión nos encontramos con una obra coral, con varios personajes interactuando sin aparente relación entre sí y que poco a poco van enlazándose, ya se por motivos familiares, por prostitución o por largas noches en un bar o en la calle buscándose la vida. De hecho, casi por momento podríamos ver "Telaraña" como una antología de relatos con cierta cohesión entre ellos. Esto ya supone una notable diferencia con lo que las novelas previas nos ofrecían, mas centradas en Marquitos Laguna ("El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas") o mas variopinta en los relatos de la mencionada antología.


Por otro lado, la longitud de la obra es notablemente superior a las mencionadas. Y esto, personalmente, es lo que mas me ha costado digerir de la lectura de "Telaraña". Pasado el ecuador de la lectura, los sucesos entran en una espiral hacia un final que me parecía no llegar nunca, con unos personajes con los que, en su mayoría, no he terminado de empatizar y que me obligaron a apartar un poco su lectura para volver con más ganas y afrontar el tramo final. La errónea asunción, por mi parte, de que todo se sostiene por la rudeza y la violencia provocaba, en algunos casos, que no terminara de disfrutar con un argumento que visto con perspectiva es probablemente mejor que el del sabor de boca con el que finalmente me he quedado.

"Telaraña" me ha dejado, por tanto, con una sensación algo agridulce al que, de cualquier manera, hubiera recortado ligeramente para conseguir una lectura más directa y contundente como sí lo hacían las aventuras previas en la isla de Simetría. Una isla de la que seguro conoceremos algo mas en el futuro ahora aunque la colección Dirt se de por concluida con esta entrega. José Luis Cantos consigue un interesante debut en una isla que, sea como fuere, creo que por su geografía, personajes, y situaciones (o, al menos, con los planteamientos vistos hasta el momento) dan para textos de más limitada duración que el aquí presente.

Publicado por : Borja // jueves, febrero 04, 2016
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.