Entrevista: Victor M. Valenzuela ("La Guerra de los Imperfectos")

    Una de las pocas novedades de género que salieron a la venta durante el pasado verano fue "La Guerra de los Imperfectos", segunda novela del escritor madrileño Victor M. Valenzuela y que vio la luz gracias a la editorial Nowevolution. 

    Si bien hace pocas semanas ya publicamos una reseña sobre el libro, nos quedamos con ganas de conocer más detalles sobre esa aventura, su creación y publicación, así como obtener algo de información sobre la también recientemente publicada antología de ciencia ficción "Quasar". Veamos qué es lo que hemos conseguido sonsacarle a su autor.


    Lo primero, muchas gracias Víctor por dedicar unos minutos a responder para Calles de Tinta unas preguntas sobre tu nueva obra, “La Guerra de los Imperfectos”, editada con Nowevolution.
Gracias a vosotros, es un placer poder contestarlas.

Antes de entrar en detalles cuéntanos de tu propia mano, ¿Cuál es el argumento de “La Guerra de los Imperfectos”? ¿Qué puede esperar el lector que se adentre en la obra?
Para responder esto, primero voy a comentar dos notas de prensa:


La longevidad es "un riesgo financiero”. Christine Lagarde directora gerente del FMI 11/04/2012.

"Si el promedio de vida aumentara para el año 2050 tres años más de lo previsto hoy, los costes de envejecimiento, que ya son enormes, podrían crecer un 50%".


Larry Page, co-fundador de Google ha anunciado la puesta en marcha de una nueva empresa llamada Calico que estará orientada a tratar de cuidar de nuestra salud, sobre todo cuando alcanzamos una edad avanzada. 19 de septiembre de 2013.

Como el propio Page explica, los problemas que aparecen a medida que nos hacemos mayores afectan a temas como la movilidad y la agilidad mental, pero también surgen enfermedades que —sin concretar— Google quiere tratar de ayudar a hacer desaparecer.

Partiendo de la realidad podemos afirmar:

· Las terapias de alargamiento vital ya se están desarrollando.
· El poder financiero ve un riesgo que la población “normal” envejezca demasiado.
· Actualmente, a nivel global, la esperanza de vida ya es directamente proporcional al nivel de renta del individuo.
· Se tiene constancia de un ejemplar de almeja de la especie Arctica islándica con 507 años de edad. Por lo que sabemos que hay mecanismos celulares capaces de frenar los destructivos procesos de envejecimiento que ocurren normalmente.

Estos son los puntos de partida de la trama de "La Guerra de los imperfectos", un thriller distópico  que especula sobre La brecha social elevada a su máxima expresión motivada por la aparición de las castas biológicas a partir de novedosas y carísimas terapias de alargamiento vital solo al alcance de unos pocos. Tecnología utilizada para el beneficio de unos pocos y para el sometimiento de muchos.

Aunque los principales protagonistas pueden ser considerados soldados y la obra narra una guerra desigual, esta novela no intenta centrarse en la violencia ni en las armas. Al contrario, pretende reflejar hasta dónde puede pervertirse una sociedad, hasta que abismo pueden ser empujados los desposeídos por los poderosos. La principal fuerza de los combatientes de la Resistencia no reside en sus armas, está en su humanidad y en su capacidad de amar y sentir empatía por los demás.

A pesar de tratarse de una clara distopía llena de gadgets y megacorporaciones, he leído en algunos comentarios que se catalogaba la novela como juvenil o, aún más llamativo, como romántica. Como autor, ¿A qué tipo de público consideras que va dirigida y quien crees que puede disfrutarla en mayor medida?

Creo que si nos atenemos a las convenciones catalogar esta novela como juvenil romántica ha sido un error del blog que lo colocó en esta categoría. Por otro lado: ¿Qué entendemos por novela juvenil? Si entendemos por juvenil una novela que pueda enganchar a un joven, creo que esta puede hacerlo.  Creo que la novela va dirigida a todos los públicos que tengan inquietudes de hacía que tipo de sociedad nos dirigimos y qué papel tiene que tomar la tecnología en nuestro futuro.

"Creo que "La Guerra de los Imperfectos" va dirigida a todos los públicos que tengan inquietudes de hacía que tipo de sociedad nos dirigimos y qué papel tiene que tomar la tecnología en nuestro futuro."

Y es que a pesar de tratarse de una novela claramente futurista lleno de aparatejos y dispositivos cercanos a la ciencia ficción, la sociedad en la que se centra la trama no está muy alejada en muchos casos de lo que podemos leer y escuchar hoy en día. ¿Ves este futuro distópico más cercano a la realidad actual de lo que pudiera parecer a priori? ¿Qué debe cambiar, desde tu punto de vista, en la sociedad actual para evitar al menos un futuro como el que se plantea en esta novela?
Pues solamente una cosa y se llama solidaridad. Pero la de verdad, no la que usan los políticos solo en campañas electorales. Necesitamos dirigirnos hacia una sociedad donde las personas sean el centro de todo. Las personas, su felicidad y sus necesidades. La sociedad que describo en una novela que es una distopía feroz no nos parece tan alejada. La recordamos en acontecimientos de nuestro pasado, la vislumbramos en nuestro futuro y en algunos aspectos se parece mucho a la que vemos en la actualidad y eso debería preocuparnos.

En muchos casos, incluso, haces referencia a hechos que, camuflados de normales en el transcurrir de “La Guerra de los Imperfectos”, estamos habituados a verlos en telediarios y periódicos de hoy en día. ¿Es esta una manera de acercar al lector al contexto donde sitúas la novela, de manera que se identifique más fácilmente con nuestra actual realidad?
En efecto, es una manera de alertar al lector y una manera de mostrar que lo que nos parece normal no siempre lo es, que nuestra sociedad tiene mucho en que avanzar y que estamos un poco anestesiados y no queremos ver ciertas cosas.

Los que escribimos Distopía no creamos universos donde nos gustaría vivir o futuros que queremos que lleguen. Escribimos Distopía como un grito de alerta, vemos realidades actuales que apuntan a situaciones que nos parecen aberrantes y las extrapolamos siguiendo un guion a veces lógico y a veces imaginado para llamar la atención sobre aspectos concretos de una realidad presente y un futuro no optimo si esa tendencia se incrementa.

En la novela se hacen uso de multitud de gadgets tecnológicos y avances genéticos. Para su uso, ¿te has basado en dispositivos existentes y reales o es pura imaginación del escritor?
En mis novelas todo lo referente a la tecnología es extrapolación de técnicas o tecnologías existentes. Suelo documentarme bastante en este aspecto de la obra. Creo que la etiqueta de ciencia ficción tiene que ser consecuente y que la parte científica tiene que ser posible y creíble. Personalmente no estoy en contra de la tecnología, sería absurdo pues mi trabajo es tecnológico. Estoy en contra que la tecnología no se utilice para el bien común.


Como comentaba en mi reseña, la novela tiene dos líneas temporales. En la primera podemos leer el cómo se llega a la situación que protagoniza la segunda. Personalmente he disfrutado mucho la parte más política que supone el cómo se ha llegado a este futuro. Como escritor, ¿Cuál es las dos líneas te resulto más divertida de escribir?
La parte de la línea temporal de los protagonistas principales Margarita y Diego me fue más entrañable pues hay mucha interacción entre los dos y están los lazos de amistad con los otros miembros de la Resistencia. Está narrada desde el punto de vista de los oprimidos, la lucha desigual por la “osadía” de sentirse humano frente a un sistema de segregación impuesto por la economía y la genética.

La parte de cómo se llega a esa realidad fue más compleja pues requería el esfuerzo de montar todas las piezas del puzle para que todo encajase de manera creíble.

El final de “La Guerra de los Imperfectos” queda ligeramente abierto a una posible continuación en un futuro. ¿Es algo hecho a propósito? ¿Hay ideas de nuevas y futuras historias de la Resistencia?
Una novela de estas características en la que se describe una lucha muy asimétrica, en mi opinión, no podía tener un final del tipo “la resistencia derrota a los Homo+” pues no sería creíble en el actual contexto de la novela. El final está descrito como una victoria en una batalla. No tenía intención de una continuación, pero varios lectores me lo han preguntado y hasta me han dado varias buenas ideas para su continuación. Así que es muy probable que volvamos a ver a Margarita y Diego en acción.

"No tenía intención de una continuación, pero varios lectores me lo han preguntado y hasta me han dado varias buenas ideas para su continuación. Así que es muy probable que volvamos a ver a Margarita y Diego en acción."

La Guerra de los Imperfectos” es tu segunda novela. La primera, “Los últimos libres”, aguarda en mi estantería para una próxima lectura. ¿Qué diferencias puedes adelantar entre ambas obras, desde un punto de vista creativo y argumental, tanto para quien ya te haya leído como para los que nunca lo hayan hecho?
"Los últimos libres" es un tecno thriller y sus protagonistas principales son Hackers, es una novela en la que todo gira alrededor del universo Hacker y de la realidad virtual. La parte tecnológica son extrapolaciones de técnicas que ya están en los laboratorios, de hecho un protagonista lleva un casco de moto con realidad aumentada y ya existen algunos modelos en el mercado con rudimentos de realidad aumentada que fueron lanzados después de la publicación de la novela.

En "Los últimos libres" nos vemos en una sociedad del estilo cyberpunk (alta tecnología y baja calidad de vida) aunque los protagonistas viven inmersos y a la vez al margen del sistema.

En ambas novelas describo un escenario de alta tecnología utilizada para el beneficio de unos pocos en lugar de para el bienestar de todos.

Hace pocos meses veía la luz la antología “Quasar”, que al igual que “La Guerra de los Imperfectos”, tuviste oportunidad de presentar en el pasado festival Celsius 232 así como en el reciente CylCon. Una antología de ciencia ficción dura en un mercado donde cada vez tenemos más oportunidades de ver publicaciones que recopilan este tipo de cuentos y relatos de diversos autores, ¿En qué momento y porqué os decidís a lanzar un libro de este tipo? ¿Qué tal está funcionando este lanzamiento?
Quasar ha funcionado muy bien y ya va por su segunda edición. Creemos que el relato siempre ha sido un medio muy potente en la ciencia ficción y echábamos de menos antologías en papel pues últimamente casi todas se publican en digital. Parece algo anacrónico pero es cierto que el lector de ciencia ficción tiene una vertiente coleccionista y hay muchos que les gusta mantener el libro físico.

A pesar de tratarse se una recopilación de ciencia ficción dura, tal y como indica la portada, mi impresión es que no son unos relatos que dentro de la ciencia ficción puedan catalogarse como “hard”. ¿Cuál es tu impresión sobre ello? ¿Se debió al tipo de relatos recibidos o era una idea buscada desde un principio?
Recibimos más de doscientas obras y no todas eran “hard”, pero viendo la excelente calidad que tenían algunas decidimos abrir el temario y que cualquiera que tuviese una base creíble y que no contradijese las leyes físicas conocidas podía entrar en la antología

En la solapa del volumen podemos ver un “1” grande y claro. ¿Hay posibilidad e intenciones para una segunda entrega de esta antología en el futuro?
Esa es nuestra intención. Esperamos lanzar en breve otra convocatoria y que Quasar tenga una cierta periodicidad.

Supongo que la experiencia como antólogo es absolutamente diferente para un escritor como es tu caso. ¿En qué faceta te has sentido más cómodo, como seleccionador o como escritor?
Fue una experiencia totalmente distinta. Escribir es más cómodo pues solamente están las ideas, el teclado y el editor de textos. Como antólogo te abruma una cierta responsabilidad y te sientes en la obligación de ser muy cuidadoso en la selección, es una tarea que requiere mucho tiempo y dedicación.

"Es nuestra intención que exista una segunda entrega de "Quasar" en el futuro. Esperamos lanzar en breve otra convocatoria y que tenga una cierta periodicidad."

Nada más que añadir, Víctor, nuevamente muchas gracias por tus respuestas y mucha suerte con tus actuales y futuras obras, ya sea como novelista o como antólogo.
Gracias a vosotros por leerme y por la oportunidad de exponer mis ideas.

Publicado por : Borja // viernes, noviembre 06, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.