'The Once and Future Witches', de Alix E. Harrow

49504061. sy475

 




THE ONCE AND FUTURE WITCHES

Alix E. Harrow

Orbit Books
528 páginas






Tras el notable éxito de The Ten Thousand Doors of January, la cual ha recibido numerosas nominaciones a los premios más importantes del género este año, Alix E. Harrow vuelve a las estanterías con The Once and Future Witches. Una novela que es notoriamente distinta (además de completamente independiente) a la primera pero que, sin embargo, guarda ciertas similitudes en cómo la autora trata el tema mágico, su amor por las historias clásicas de fantasía y un componente feminista aún más explícito del que pudimos ver en la anterior novela.

The Once and Future Witches nos lleva a la ciudad norteamericana de Nueva Salem. Es 1893 y ya no existen las brujas ni se practica la brujería. Está prohibido por ley. La única manera que tienen las mujeres de conseguir tener cierto poder en el transcurrir de sus vidas es consiguiendo el derecho a voto que se les ha negado históricamente. Con este contexto histórico conocemos a las tres hermanas protagonistas de la novela: James Juniper, Agnes Amaranth y Beatrice Belladona que se unen al movimiento sufragista de Nueva Salem para conseguir que el voto femenino sea un derecho reconocido.

Las tres hermanas se diferencian de manera clara desde el mismo inicio. Desde Juniper, la más joven, impetuosa y guerrera a Beatrice, la mayor, serena pero con más visión y saber estar. Las tres hermanas tienen el poder de la brujería. Un poder prohibido pero que tendrán que se verán forzadas a utilizar para sobreponerse a la opresión que, como mujeres, van a recibir por buena parte de la población de Nueva Salem, empezando por el candidato a la alcaldía y que hará lo posible por borrarlas del mapa.

The Once and Future Witches es un libro que apenas deja un tema relacionado con la mujer y el feminismo sin tocar en mayor o medida. La primera mitad de la novela pueda resultar demasiado introductoria para darnos a conocer a los personajes principales antes de la concatenación de sucesos que se ve en la segunda mitad. Esto hace que Harrow pueda incluir numerosos temas que no hacen sino, literalmente, encabronar a cualquier persona que lo esté leyendo. Es fascinante ir viendo pequeños comentarios y situaciones aparentemente inocentes que, sin embargo, guardan una crítica clara a la situación de las mujeres durante la historia. El cómo las hermanas Eastwood se van dando golpes contra todo tipo de paredes en su camino a conseguir el voto de la mujer nos muestra no solo un elenco masculino que hará lo posible por evitarlo en su firme convicción de que el voto de las mujeres traerá tiempos oscuros, sino también a una numerosa representación de mujeres en defensa de la vida tradicional.

La cantidad de pequeños detalles que salpican la narración me recordó en ciertos momentos a la lectura de The Calculating Stars, la multipremiada novela de Mary Robinnette Kowal. La buena noticia es que Harrow consigue en The Once and Future Witches incluirlos de manera más sólida y con una coherencia total con el relato, significando esto un reto para las protagonistas que iremos viendo cómo lo superan.

Las hermanas Eastwood tendrán que hacer uso de todas sus herramientas, algunas mágicas otras muy reales, para conseguir que no sean vistas como unas brujas malvadas sino las mujeres que son, con los mismos derechos que el resto de la población de Nueva Salem. En este sentido, la mayor pega que le pongo a la novela es la gran distancia que hay entre los personajes malos y buenos en la novela. Pocos grises en una historia cuyo tercer cuarto tiene un pequeño bajón de ritmo e intensidad antes de encarar una recta final llena de magia y brujería.

The Once and Future Witches es una novela principalmente de personajes. Las tres hermanas copan el relato y, aunque la primera mitad de la lectura sea algo lenta e introductoria, a mí me ha resultado muy interesante y necesaria para conocer todo el contexto de la situación y el porqué de las motivaciones de cada una de las protagonistas. Sin embargo, esto puede resultar un problema para quien no conecte con, al menos, una de las protagonistas. Al igual que con The Ten Thousand Doors of January, la mezcla de hechos históricos (en concreto ese periodo que tan bien conoce Harrow), lugares reconocibles pero eventos mágicos me ha funcionado, con el aliciente añadido de los múltiples puntos de vista por parte de las Eastwood. La carga de brujería, por llamarlo de esa manera, que contiene la historia está perfectamente medida o resulta exagerada.

The Once and Future Witches es, sin duda, una novela más sólida que su obra debut. No solo cuenta con los distintos personajes principales sino que la cantidad de detalles presentes añaden riqueza e interés al relato. El añadido de la magia y brujería tanto en gran como en pequeña escala, en un intento por devolver estos rituales a una posición alejada de la demonización predominante en el contexto de la novela se mezcla con la lucha de los derechos de la mujer para conseguir una historia que, aunque no tengas cierta afición por las historias de brujería, resulta muy interesante desde los prismas tanto antiguos y actuales.

Comentarios

  1. La verdad es que es una edición preciosa. Enhorabuena a la autora.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario