'El Diablo del Mar Oscuro', de Stuart Turton





EL DIABLO DEL MAR OSCURO

Stuart Turton
Traducción de (Por confirmar)

Ático de los libros
576 páginas

 




*Esta reseña se ha escrito a partir de la versión inglesa de la novela. Es posible que algunos términos o nombres no concuerden con los de la traducción al castellano.*

Pocos libros he recomendado tanto estos últimos años como Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle (Ático, 2018). Su mezcla de novela de misterio clásica, heredera de Agatha Christie, con cierto componente de ciencia ficción otorgaba a la primera obra de Stuart Turton las cualidades idóneas para considerarla una extraordinaria primera novela. Su enrevesada solución forma parte de la magia de una historia que tanto a nivel nacional como internacional ha sido todo un éxito, con cientos de miles de copias vendidas en inglés.

Tras ese rotundo éxito y mirando hacia la segunda novela, la pelota pasaba a estar en el tejado de Turton. ¿Repetir la fórmula? ¿Hacer algo completamente nuevo asumiendo el riesgo que ello conlleva? En cierta manera el autor británico ha optado por las dos opciones al mismo tiempo.

El Diablo en el Mar Oscuro nos traslada en esta ocasión a 1634. Sammy Pipps es un conocido detective que, sin embargo, también tiene un lado problemático que lo ha llevado a terminar encerrado en una celda del Saardam, el barco que lo transporta a Amsterdam. Allí está previsto que sea sentenciado a muerte por un crimen que nosotros como lectores no conocemos. Su amigo, Arent Hayes, tampoco lo conoce. Sin embargo, Arent lleva tiempo siendo su compañero de investigaciones y, al mismo tiempo, una especie de guardaespaldas gracias a sus dimensiones y habilidades físicas. Arent cree firmemente que Pipps es inocente y se enrola en el mismo barco para intentar lograr demostrar su inocencia de alguna manera. No estará solo. Junto a ellos, un amplio número de protagonistas que tendrán que unirse frente a un enemigo común.


Hasta aquí, la sinopsis de la novela. Sin embargo, asumo que la mayoría de las personas que se van a acercar a El Diablo en el Mar Oscuro van a ser lectores/as que vienen buscando “algo como Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle”. Por ello, de aquí en adelante me voy a centrar en qué similitudes y diferencias se pueden encontrar entre ambas historias.

Empiezo con la estructura de la novela. Atrás quedan los siete días que una y otra vez repetiríamos desde distintos puntos de vista. El Diablo en el Mar Oscuro es, en ese sentido, una novela lineal y más clásica. Empezamos con todos los protagonistas subiendo al Saardam, que los transportara hasta Ámsterdam desde el puerto de Batavia donde están embarcando. Y finaliza… bueno, finaliza. En algún momento posterior pero cualquier pista reventaría parte de la historia.

Menciono a los protagonistas porque una cosa en común con su primera novela es la aparición de un numeroso grupo de personajes, todos muy diferentes en origen, posición social y ambiciones. Manteniendo la línea de las novelas de misterio, la primera página del libro contiene un resumen de personajes y roles dentro del barco que será de gran utilidad durante el primer centenar de páginas. El Diablo en el Mar Oscuro salta de uno a otro continuamente. Turton mueve la acción de manera rápida y te atrapa en una sucesión de acciones sobre las que no quitar ojo. Cada personaje tendrá sus motivos por los que está en el barco y descubrir esto es otra de las grandes motivaciones del libro.

Desde el primer capítulo, de apenas un puñado de páginas, vemos cómo nuevamente todos esos actos, diálogos y detalles que apenas forman parte de la descripción de lo que está sucediendo serán claves en algún momento posterior. Las piezas del puzle se empiezan a poner sobre la mesa desde el mismo inicio. He tenido la sensación, sin embargo, de que las claves de El Diablo en el Mar Oscuro son más sencillas de seguir una vez te familiarizas con los nombres de los múltiples protagonistas. Lo cual hace que como lector te puedas centrar en otros aspectos de los personajes que, a la larga, pueden resultar igual de importantes.

Otro detalle común con Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle la encontramos en el hecho de que buena parte de la acción de la novela se sitúe en un único lugar. Si en su primera novela estábamos en una enorme mansión victoriana y los terrenos que la rodeaban, de donde los personajes apenas podían salir, aquí nos subimos a un barco de la época, con su tripulación y esclavos remadores. La acción se balancea al ritmo de las aguas que agitan el Saardam y, aunque no haya un mapa, enseguida localizaremos buena parte de los sitios clave por donde los personajes se moverán. Por cierto que los distintos estratos sociales de los personajes de la novela permite a Turton hablar sobre colonialismo y esclavitud en pequeñas píldoras que salpican el texto aquí y allá.

Sobre el componente ciencia ficción o fantástico. Si habéis llegado hasta aquí es porque tenéis curiosidad. Al final, este no deja de ser un blog de género fantástico y la referencia a El Día de la Marmota, clave para que muchos lectores del género terminaran por acercarse a Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle, hace que más de uno y una llegue a este libro buscando algo similar.

Un pequeño detalle que no he mencionado hasta este momento es que el barco donde va a suceder el misterio de la novela esta maldito. Esto no es ningún spoiler porque en las primeras veinte paginas ya queda claro que el Saardam no está libre de espíritus y fantasmas y su travesía se complicará de un momento a otro. El mismo demonio está buscando nuevas víctimas y Pipps, Arent así como todo el resto de pasajeros y tripulación de la embarcación son objeto de deseo de lo sobrenatural. ¿O no? Este es el componente fantástico de la novela. Menos evidente que en su primera obra pero con consecuencias no especialmente positivas para los que lo sufran en sus propias carnes.

Volviendo a los personajes, a estas alturas ya habréis visto que Turton ha decidido homenajear en este caso a Sherlock Holmes y Watson con esta peculiar pareja detectivesca. El primero, Pipps, encerrado en una celda del navío. El segundo, Arent, recopilando pistas sobre la maldición que pesa sobre el barco. Pipps normalmente se llevaba la gloria en los casos que hasta ahora habían resuelto juntos. Sin embargo, en El Diablo en el Mar Oscuro Arent tendrá que enfrentarse por su cuenta al demonio que habita entre las maderas de la embarcación. Bueno, no del todo por su cuenta dado que pronto contará con cierta ayuda que, quizá, perdure en el tiempo.

Al contrario que en Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle, el misterio que envuelve El Diablo en el Mar Oscuro se ira desvelando poco a poco. Capitulo a capitulo. En cierta manera se podría decir que hay una parte intermedia de la novela donde la acción se ralentiza lo que provoca que la resolución de la historia se termine yendo por encima de las quinientas páginas, como pasaba en la primera novela. Con un poco de tijera se podría haber reducido ligeramente con un resultado igualmente satisfactorio.

El Diablo en el Mar Oscuro es, seguramente, mejor novela de misterio que Las Siete Muertes de Evelyn Hardcastle. Sin embargo, el cambio de escenario, estructura y componentes sobre los que se arma la historia hace que la comparativa sea difícil de llevar a cabo. El Diablo en el Mar Oscuro es una novela tan independiente como diferente de su predecesora. El componente de ciencia ficción es mucho menos influyente que en aquella, pero la solución del enigma está más cuadrada y la resolución hace honor a los clásicos del misterio que tanto menciona el autor como influencias.

El que guste más una u otra va a depender mucho de las expectativas e interés del lector. En cualquier caso, si queréis acabar atrapados durante unas cuantas horas en un misterio en alta mar, adentraros en El Diablo en el Mar Oscuro.

Comentarios

  1. Pues si ya tenía ganas, con como has desgranado las similitudes y a la vez, las diferencias, me queda claro que me va a suponer otro entretenimiento misterioso de primera categoría :)

    ResponderEliminar
  2. Esta reseña me deja los dientes muy largos. No me gustó mucho Siete muertes pero creo que ésta me gustará.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario