'The Book of Koli', de M.R.Carey




THE BOOK OF KOLI

M.R. Carey


Orbit Books
416 páginas



Koli es un jovenzuelo que vive en Mythen Rood, un pequeño asentamiento en medio del bosque a unas doscientas millas al norte de Londres. O lo que queda de Londres. La isla británica ya no es lo que era y los árboles y vegetación dominan la superficie. El número de habitantes ha descendido de manera extraordinaria hasta los pocos cientos de miles de habitantes los cuales sobreviven en grupos de casas rodeadas de una valla que los protege del exterior. La guerra que llevó al mundo a este punto parece haber terminado pero la supervivencia sigue siendo el día a día de Koli y el resto de los suyos.

Al otro lado de la cerca que los protege hay una densa vegetación que cobra vida en los días soleados, amenazando a quien ose adentrarse en la maleza. Eso sí, no esperéis encontrar descripciones como las que hacia Sue Burke en su notable Semiosis. No se puede salir salvo en días grises y lluviosos donde poder cazar los suficientes animales para poder sobrevivir otro incierto número de días. Las distancias con otros pueblos en similares circunstancias son significativas por lo que realmente cada uno de estos lugares está dejados a su suerte y solo cuentan con sus capacidades para sobrevivir.

En este mundo situado en un futuro no demasiado lejano, la tecnología no existe. Al menos no distribuida masivamente como la conocemos actualmente. El poder en estos pueblos reside en los Ramparts, un grupo de personas con la habilidad de utilizar objetos de su pasado tecnológico, nuestra actualidad. Esto permite a los Ramparts gobernar a su gusto las distintas aldeas que ocupan la isla británica, mientras sus conciudadanos asocian estos poderes a capacidades mágicas. También veremos algunos drones sobrevolar los cielos, aunque tanto para el lector como Koli los motivos resultan desconocidos en un inicio. Todo esto crea un mundo bastante primitivo en su manera de sobrevivir, pero con pequeños detalles tecnológicos que alteran las vidas de los ciudadanos.

En The Book Of Koli el protagonista y escritor del relato es un joven que ha aprendido a hablar y escribir en su pequeña aldea. Un punto que inicialmente resulta interesantes es que Koli no sabe escribir del todo bien lo que provoca que el texto de este libro no sea del todo correcto desde un punto de vista gramatical. Sin embargo, esto no dificulta especialmente la lectura ni tampoco va más allá de algunas expresiones que, aunque extrañas al principio, pronto te acostumbras y no dejan de ser anecdóticas. Koli, por otro lado, sí que tiene un vocabulario bastante completo. Esto me hace pensar si M.R. Carey (autor de Melanie, publicada por Minotauro en castellano) debería hacer sido algo más incisivo en crear más errores gramaticales o si incluso el hecho de incluirlo mereció la pena realmente.

Koli no está solo. Aparte de diversos personajes humanos que con buenas o malas intenciones irán apareciendo en el relato tenemos a Monono Aware. El concepto japonés  sirve de denominación para una IA del pasado que despierta gracias a Koli convirtiéndose en su fiel compañera desde ese momento. Una IA que terminara por causar un momento decisivo en la vida de Koli que lo llevara más allá de sus fronteras conocidas. En este sentido, tengo la sensación de haber leído en los últimos tiempos varias historias donde una IA da contrapeso al personaje principal. En ocasiones, incluso, quedando por encima y poniendo en duda quién es realmente el protagonista de la historia.

Este libro es el primer volumen de una trilogía que se verá completada con The Trials of Koli y The Fall of Koli. Y esto hace que buena parte del libro sea muy introductorio de lo que está por venir. La construcción del mundo me ha gustado mucho y me ha interesado enormemente. Sin embargo, el concepto de trilogía ha hecho que más de la mitad de este volumen sea prácticamente construcción de mundo y los acontecimientos no se precipiten hasta bien avanzada la lectura.

A modo de conclusión la lectura de The Book of Koli me ha resultado tremendamente adictiva. Una vez comienzas a entender este mundo no pude parar de leer hasta llegar a su final dado que poco a poco se van resolviendo algunos de los enigmas sobre este mundo, mientras otros se siguen abriendo. Un final completamente abierto, dicho sea de paso. A pesar de ser un libro altamente introductorio a lo que está por llegar, lo cual penaliza las más de cuatrocientas páginas de lectura, me ha dejado con ganas de saber más no solo sobre el futuro de Koli sino por como el resto de la isla británica se ha estructura en este mundo donde la vegetación ha tomado las riendas de la naturaleza.

Comentarios