Entrevista con Alastair Reynolds


Uno de los autores mas reconocidos de la ciencia ficción británica es Alastair Reynolds. Aunque hace unos años que no vemos ninguna de sus obras publicadas en castellano tras el cierre de la editorial La Factoría de Ideas, Reynolds sigue publicando de manera regular en su idioma original, tanto en formato corto como en novela. 

Esta entrevista se grabó en Londres en Abril de 2019, antes de un evento que el autor tenía programado en una céntrica librería. Se emitió originalmente en audio en el cuarto programa del podcast Tryperion el que que participo junto a Pablo Bueno y Pablo Luján. Podéis escucharlo en este enlace o en el reproductor multimedia justo al final del texto. 

A continuación os dejo la transcripción de la entrevista que espero os resulte interesante.


Resultado de imagen de alastair reynolds books

Recientemente se ha hecho pública la primera foto de un agujero negro, lo que supongo que ha sido una noticia de gran interés para ti. ¿Qué opinas de dicho descubrimiento? ¿Te trae alguna nueva idea para futuras publicaciones? 

Es muy interesante desde el punto de vista de que es una buena validación de las teorías de Einstein. La imagen del agujero negro, al menos lo que he visto en los periódicos, dado que no he leído aun nada más sobre ello, parece que alimenta las predicciones de la relatividad sobre como un agujero negro debería ser.

Siempre he creído en agujeros negros, en cualquier caso. Es la vigésima o trigésima vez que aparece cierta pieza de información que apoya la idea de la existencia de los agujeros negros. He creído en los agujeros negros desde 1975 o cuando quiera que encontraron las primeras señales  de Cygnus X-1 que apuntaban a la existencia de ellos. Es decir, si anda como un pato y grazna como un pato, es un pato. Hay algunos ligeros modelos de astrofísica algo esotéricos que pueden hacer que un objeto súper denso pueda parecer un agujero negro sin serlo. Pero creo que la explicación más simple que es que los agujeros negros son reales.

Por tanto creo que el reciente hallazgo es otra parte más de la persecución de estos objetos, pero no cambia mi visión del mundo y no me da nuevas ideas para mis historias dado que siempre he pensado en los agujeros negros como cualquier otro escritor de ciencia ficción que esté interesado en el espacio. Es parte de nuestro material a la hora de crear nuestras obras.

¿Cuál crees que puede ser el siguiente gran descubrimiento que conozcamos en cuanto a la exploración del universo?

Estoy muy interesado en las ondas gravitaciones por lo que creo que veremos mucho sobre esto y se veremos cómo interaccionan con distintos objetos. Con suerte la teoría y los resultados de los experimentos encajaran de una manera interesante. Y las discrepancias que pueda haber nos llevaran a nuevas teorías. Esto me resulta muy interesante. 

Sin embargo, en lo que a mí respecta, en lo que estoy sumamente interesado es en los exoplanetas. Me resulta muy interesante saber que en cualquier momento llegaremos a capturar la imagen de un exoplaneta, no solo un pixel. Si encontrásemos un exoplaneta terrestre que tuviera hielo o agua líquida, sería fantástico conseguir una imagen. 

La segunda pregunta es si de verdad están ahí afuera, si esos mundos existen, que quizá no. O quizá no haya muchos. Si de verdad hay en la galaxia algún exoplaneta habitable, en alguno de los relativamente nuevos sistemas solares, no estaríamos lejos de conseguir dicha imagen. Una vez consigamos esa imagen tendremos donde rascar, querremos más, y eso puede disparar la aventurar de llegar hasta ellos en algún momento.

Trabajaste en el pasado para la ESA European Space Agency. Llevas ahora quince años como escritor a tiempo completo. Con la perspectiva del tiempo, ¿crees que mereció la pena el cambio? ¿Tienes algún contacto con tu anterior vida en la ESA?

Sí, la verdad que el cambio ha funcionado bastante bien. Tuve algunos miedos justo antes de dejar la ciencia y convertirme en un escritor a tiempo completo. Hubo otras razones que me llevaron a ser escritor. Por ejemplo, cierta inseguridad en mis trabajos relacionados con la ciencia dado que nunca sabía cuál sería mi siguiente contrato. Tratar de compaginar la faceta de escritor con la de científico se estaba convirtiendo en algo cada vez más complicado y estaba resultando difícil llevarlo a cabo. 

Cuando dejé mi trabajo como científico ya sabía cómo era la disciplina de escritor y sabía que podía cumplirla, como puede ser el hecho de trabajar desde casa o a media jornada. Era algo que ya hacía en parte durante mi anterior vida por lo que sabía que podría cumplirlo. 

Me he preocupado en mantener mis lazos con mi trabajo previo en la ESA, lo que esta genial. Tengo todavía la sensación de formar parte de ello, es como si fuera un miembro de honor. Cada cierto tiempo hago alguna colaboración con ellos. Por ejemplo, el año pasado participe en un evento multimedia de la ESA y unos años antes estuve involucrado en los planes de la sonda Rosetta. Por lo tanto, sigo teniendo contacto con ellos y mantengo la interacción entre ciencia y ciencia ficción. Tengo buenos amigos allí y la gente ha sido muy amable conmigo desde que me fui, estoy muy contento por ello.

En 2009 se anunció que habías firmado un contrato con Gollancz para la publicación de 10 libros en 10 años. Ahora estamos en 2019, por lo que ya han pasado estos diez años. ¿Cómo llevas el reto?

Han sido diez años muy interesantes. Y una manera de demostrar como la vida puede cambiar. Todavía estoy en medio del contrato, llevo siete libros y me quedan tres por escribir, no estoy tan lejos. Fue una especie de bendición tener este contrato y no tener que estar pendiente de cuando y como llegaría el siguiente.

Y parece que desde entonces la ciencia ficción se está convirtiendo en un género más y más popular. Hay múltiples series de televisión, libros etc. que están teniendo un gran éxito.

Puede ser. Puedo imaginar que la fantasía sí que puede estar en un momento álgido con la aparición de Juego de Tronos. Sin embargo, no estoy seguro de que la ciencia ficción haya encontrado su lugar en la ecuación del éxito. Vivo en mi pequeña burbuja y veo como ciertos fenómenos como Star Wars o Guardianes de la Galaxia consiguen cierto éxito como películas. No sé si todo esto puede estar relacionado con la literatura de ciencia ficción como la que escribo. Sí que parece que hay suficientes lectores ahí afuera que están interesados en apoyar la ciencia ficción de alguna manera. Que sea más popular ahora que hace diez años es algo que desconozco, es difícil de decir.


Relacionado con esto, Netflix ha publicado hace unos meses la serie Love Death and Robots. En esta serie hay un par de episodios que adaptan dos de tus historias, Zima Blue y Beyond the Aquila Rift. ¿Cómo llegaron a ti estas propuestas? ¿Cuál es tu opinión sobre tus adaptaciones?

Todo empezó con un mail que le llego a mi agente confirmando el interés por parte de Tim Miller, director de Deadpool, quien estaba interesado en crear una antología de relatos de ciencia ficción animados. En aquel momento aún no se sabía cómo sería el formato. 

Por mi parte, las dos historias en las que estaban interesados eran historias que no me importaba ceder a otros, dado que no estaban conectadas de ninguna manera con nada más de lo que he escrito. No tenía ninguna tipo de atadura emocional con ellas. Entiéndase que estoy orgulloso de ellas pero sería diferente si hubieran querido adaptar Espacio Revelación donde todo está interconectado. Con esta historia sí que sería muy más protector y querría tener mucho más control y opinión sobre una posible adaptación. 

Con estas dos historias, sin embargo, no tenía mucho problema. Ambas las escribí hace casi quince años y aunque estoy muy contento con ellas no me importaba darlas a otros. Ha sido un experimento dejar a otros adaptarlas y ver qué pasaba. En ambos casos no tuve ningún tipo de opción a influir en la adaptación.

He visto una de las adaptaciones. Fui a Londres con Peter F. Hamilton para la premiere, vimos unos seis capítulos creo recordar y todos ellos estaban muy bien. Pusieron el episodio de Hamilton y luego Beyond the Aquila Rift y fue la primera vez que lo vi, por lo que tuve mucho que procesar después en mi mente con respecto a lo que había visto. No tenía Netflix en ese momento. Tengo cierta resistencia hacia la tecnología. Dos o tres semanas después no pude resistirme a hacerme una cuenta, vi Zima Blue y me gustó mucho y después volví a ver Beyond the Aquila Rift. Cada vez que lo veo una y otra vez desde entonces me gusta más y más. 

Me gustan ambas adaptaciones. Quizá tenga preferencia por Zima Blue por la parte artística pero también porque la historia quizá me guste también un poco más. Zima Blue fue una historia muy personal para mí.


 Durante tu carrera literaria has escrito sagas, trilogías, relatos, etc. ¿En qué momento decides que una historia merece un desarrollo más largo o más corto? ¿Lo decides de antemano?

No siempre lo sé de antemano. A veces empiezo a escribir algo sin ninguna intención de que sea una historia corta y después se convierte en ello. Y otras veces tengo ideas que creo que pueden llevar a una novela larga y, cuando empiezo y profundizo en ello, veo que no funciona como tal y quizá sea mejor como relato o novela corta. 

Intento no limitarme cuando empiezo a escribir. Cuando empieza el año me digo: vale, tengo que escribir una novela porque tengo un contrato que cumplir y no puedo escapar de ello. Pero si empiezo una obra por mi cuenta, cosa que pasa a veces cuando tengo cierta imagen en la cabeza sobre la que quiero reflexionar, no me pongo limites sobre cuánto de larga será. Simplemente me siento y juego con la idea a ver cuánto me lleva. A veces esto te lleva a una novela corta y otras veces no te lleva a nada dado que la idea se va al garete. Y otras veces tienes una novela corta y te das cuenta que podría ser una novela y trabajo en ello.

Tengo que tener en cuenta que tengo que escribir novelas para el editor mainstream. Por tanto, si llega un momento que tengo una novela que quiero vender a un editor más pequeño tengo que hacerlo de la manera más justa posible de manera que no haya confusión sobre mi trabajo.

Tu nuevo libro Shadow Captain es continuación de Revenger, libro que ganó el premio Locus a mejor libro de joven adulto. Dado tu pasado como escritor de ciencia ficción dura esto puede resultar sorprendente. ¿Crees realmente que este es un libro para joven adulto? Y, si es el caso, ¿porque cambiar de registro de manera tan importante?

Sobre si es un libro de joven adulto, la respuesta es ‘no del todo’. Desde mi punto de vista quise escribir algo que fuera más accesible y, lo he comentado otras veces, puedes escribir algo que pueda ser leído por jóvenes adultos pero eso no quiere decir que este destinado a esa audiencia. 

Pienso en los libros que leía cuando tenía quince o dieciséis años, libros a todas luces de ciencia ficción adulta. Pero eran tan divertidos de leer, tan divertidos de seguir, que me los llevaba de viaje. Estaba pensando concretamente en Nova de Samuel Delany, una space opera muy rápida de leer, con apenas 250 paginas, nada de relleno, lleno de eventos que suceden en sus páginas en numerosas localizaciones. Y, aunque hay otros personajes más adultos, sus protagonistas principales son jóvenes adultos. O el caso de ´Dune´, en el que Paul Atreides es un joven adulto también, y no categorizamos esta obra como de Joven Adulto. Es únicamente un libro sobre un hombre joven logrando el poder. 

Tuve una conversación con la gente del Locus. Son amigos, así que fue una conversación sin rencor ni enemistad. Ellos me preguntaron si lo consideraba una novela de Joven Adulto y les dice que no y, aunque hablamos de ello, ellos finalmente dijeron que la consideraban novela de Joven Adulto y eso fue todo. Así acabó en esa categoría…

En cuanto al paso de la ciencia ficción dura a esta novela más blanda, eso es completamente verdad, pero es algo que he hecho todo el tiempo. Me encantan otras variantes de la ciencia ficción y en este sentido la obra de Doctor Who es una gran influencia en mí, igual que Gene Wolfe. Me encanta ese momento en el que la ciencia ficción y la fantasía entran en conflicto el uno con la otra y quería escribir una novela en la que cierta tecnología antigua quedara de antiguas civilizaciones y los distintos personajes no saben cómo hacerlo funcionar. Eso me produce una gran cantidad de chispazos en mi mente con ideas para desarrollar cómo esa tecnología podría funcionar de una manera racional.

Volveré en un futuro para hacer una historia de ciencia ficción más dura. Aunque yo ni siquiera me considere un escritor de ciencia ficción dura.

Hace tiempo fuiste publicado en castellano por parte de una editorial que quebró y no existe hoy en día. ¿Hay alguna otra editorial española que se haya interesado en tu obra desde entonces?

Para ser sincero, la manera en la que esto funciona es que desde que me convertí en novelista y conseguir el contrato para mi primera novela, todos los derechos internacionales son llevados por mi editorial principal. Ellos intentan dar salida a mis libros en los mercados internacionales. Cada seis meses más o menos recibo un desglose detallando los mercados en los que mis libros están teniendo éxito o no, donde las editoriales están incumpliendo, etc. En algunos mercados los libros salen pero no recibes ningún extra económico si no generan beneficio para la editorial del país. Esta es la manera en la que funciona. 

Cuando publique mi primera novela vivía en Holanda. Hubo la intención de publicar mi primera novela en holandés y llego a salir a la venta, pero no vendió nada. Y ya está, la editorial tenía la opción para publicar una segunda novela pero nunca lo hizo. Podría recuperar algunos de los reportes del mercado español y comentarme donde quedo la cosa, que acciones se han llevado a cabo pero de verdad que no me acuerdo. Estoy presente en unos veinte países distintos, y hay otros donde es muy difícil llegar o donde no se directamente no se publicarán nunca mis libros. Depende de la cultura del país hacia la ciencia ficción, cómo funciona el mercado en el país, etc. 

El país que siempre me sorprende es Japón. Un país tecnológico que produce ciencia ficción en mangas, comics y otros formatos, pero no son muy dados a la traducción de ciencia ficción, es algo muy cerrado a un nicho muy concreto. Hay otros países como Finlandia donde mis libros se venden de manera continuada muy bien durante los últimos veinte años. Quizá sea por sus largos inviernos. Les gusta mucho la ciencia ficción y les gusta mucho leer en finés, lo cual difiere de países como Holanda donde prefieren leer directamente en inglés. Por lo que puedes tener fans de la ciencia ficción en muchos países pero no estar interesados en leer traducciones.  

Para terminar la entrevista, alguna recomendación sobre algún libro que hayas leído recientemente, serie o película que hayas visto, etc.

Tengo que pensar en ello un poco. Dejemos aparte cómics, no porque no me gusten, sino porque no he leído cómic desde que era un niño, cuando solía leer Juez Dredd. No juego a videojuegos, aunque sé que los hay muy buenos pero me distraen muchísimo mientras que ya tengo otras distracciones como la música que me comen buena parte de mí tiempo. 

En cuanto a televisión no hace falta que diga Doctor Who. He sido un fan de Doctor Who desde pequeño por lo que me encanta y me encanta su banda sonora. Y debido a mi reciente cuenta de Netflix me estoy poniendo al día con Star Trek Discovery que nunca lo había visto. Me está gustando pero aún no he visto lo suficiente para dar una opinión definitiva sobre ello. La parte científica es algo horrible, pero no está mal en general. Acabo de empezar a ver The Expanse, por lo que aún no puedo decir nada, todo el mundo dice que está muy bien. 

En cuanto a la literatura de ciencia ficción he leído a las dos autoras que estarán conmigo en un evento de Londres, Emma Newman y Temi Oh. He disfrutado muchísimo los libros de ambas. También me gustó mucho el año pasado la última novela de Hannu Rajameini ‘Summerland’, me pareció muy fresca y un punto de partida excepcional para su obra. Y también Gene Wolfe, quien falleció recientemente, y quien era un puntal para mí en cuanto a la ciencia ficción y su influencia en mi escritura. Conocía desde hace un año más o menos que no se encontraba muy bien y que ya no iba a escribir nada más, porque aunque ha dado mucha pena era algo que no me ha sorprendido del todo. Él escribió obras maravillosas y ánimo a la gente a que vuelva a ellas y las descubra de nuevo. 





Comentarios