This is How You Lose the Time War, de Amal El-Mohtar y Max Gladstone


THIS IS HOW YOU LOSE THE TIME WAR
Amal El-Mohtar y Max Gladstone


Jo Fletcher Books
208 páginas


Poca carta de presentación necesita una novela escrita a cuatro manos entre Amal El-Mohtar y Max Gladstone. Es cierto que en España el nombre de la primera es ampliamente desconocido mientras que el del norteamericano está poco abriéndose hueco gracias a la publicación de la saga The Craft Sequence por parte de la editorial Planeta quien, desde principios de 2019, se ha animado con su traducción en unos vistosos tomos en tapa dura. Ojalá que las ventas permitan que la saga vea la luz al completo.

Por su parte, el nombre de Amal El-Mohtar no debería pasar tan desapercibido ya que, aunque todavía no tenga una producción muy amplia, ya ha tocado el éxito con la triple corona (Hugo, Nebula y Locus) a mejor relato con Seasons of Glass and Iron, publicado en 2016 en la antología The Starlit Wood: New Fairy Tales. Si esto no fuera poco, ha sido nominada a premios como el Premio Mundial de Fantasía.

En cualquier caso, ambos son nombres notablemente respetados dentro de la literatura de género escrita en inglés y es cuestión de tiempo que terminen por explotar y que sus publicaciones lleguen a todos los rincones del planeta. Buen punto de partida podría ser esta novela.

This is how you lose the time war tiene un argumento que a mí me atrapó desde que lo leí por primera vez. La historia se centra en Blue y Red, de ahí los colores de la portada. Ellas son dos agentes escogidas por sus respectivas organizaciones, Garden y Commandant, para viajar por el tiempo y cambiar cosas de manera que en el momento temporal principal sean esos organismos los que dominen el mundo. Estos viajes en el tiempo pueden ser de apenas unos instantes para cambiar un detalle concreto o bien tener que resistir varias décadas en un ambiente difícil para ellas.

Ambas agentes comenzaran a escribirse cartas a través de sus líneas temporales, dejándose mensajes sobre las acciones que están llevando a cabo o cómo es su relación con sus superiores y, de esta manera, dar inicio a una vínculo de amistad que trasciende el tiempo. Sin embargo, estas misivas no siempre quedaran entre ellas y sus líderes sospecharán que algo está sucediendo.

La novela se estructura en torno a las cartas que una va dejando a la otra. Los mensajes, escritos en cualquier superficie o formato dependiendo de la era o entorno en la que se encuentren, evolucionan desde un tímido comienzo a unos apasionados mensajes según su relación va resultando más cercana. Además de las cartas propiamente dichas, en el libro también veremos cómo se las ingenian para dejar las misivas de manera que nadie las intercepte. O bien cómo cada una se las arregla para encontrar la correspondencia que la otra le ha dejado escondido en alguna parte.

Las correspondencias son sumamente poéticas y líricas. Esto provoca que se trate de un libro para leer o bien poco a poco o asumiendo una segunda lectura que permita profundizar en sus numerosos detalles. No fueron pocos los momentos de la lectura de This is how you lose the time war en los que tuve que parar, resetear, y volver a leer algunas de las cartas que Red y Blue se van dejando. Creo, por mi parte, que es un libro que bien merece una segunda lectura y estoy convencido que volveré a ella en algún momento. En cualquier caso estoy igualmente convencido de que será una novela que tendrá auténticos amantes y acérrimos detractores gracias a su estilo tan lírico y particular, no tan frecuente en la literatura de ciencia ficción.


En This is how you lose the time war, Amal El-Mohtar y Max Gladstone demuestran formar un equipo sumamente interesante. La novela es confusa durante buena parte de la misma mientras modelamos en nuestra cabeza el puzle que apenas se desenreda según nos acercamos al final. Aunque apenas supera las doscientas páginas se trata de una novela que no podría recomendar a lectores que busquen acción desde la primera escena, pero que sí recomiendo totalmente para quien busque algo completamente distinto a lo habitual, que quiera salirse de la zona de confort y que quiera degustar poco a poco una historia de amor a lo largo de la historia de la humanidad. La recompensa merecerá la pena.

Comentarios