"Deriva", de Magín Méndez Sanguos

Título: "Deriva"
Autor: Magín Méndez Sanguos
Páginas: 188
Editorial: Ediciones El Transbordador


En un mundo donde aparentemente todo es agua, Ben y Virgana se encuentran a la deriva en su nave. Afortunadamente no están del todo solos. Marius Tercero, inteligencia artificial de última generación se encuentra sobrevolando el planeta preocupado por echar a andar todos los sistemas de la nave tras el descenso de los humanos. Los sensores fallan, la propulsión tampoco funciona y, mientras, enormes seres acuáticos los amenazan mientras se encuentran sin rumbo y sin energía. Una historia de supervivencia a contrarreloj mientras desvelan algunos secretos del planeta en el que están varados.

Este es el argumento principal de "Deriva", la tercera novela del pontevedrés Magín Mendéz, quien ya publicara "Mosin Magant" (Extinta, 2013) y "Memorias del tercer nacimiento" (Valinor, 2014). Esta nueva obra, publicada por la creciente Ediciones El Transbordador, supone mi primer acercamiento a su literatura, en lo que puede ser una buena carta de presentación habida cuenta de que el texto no llega a las doscientas páginas y su presentación resulta de lo más atractiva tanto argumental como de aspecto en su edición física.

Todo ello ha hecho que la lectura de la novela apenas me haya durado un par de sentadas bien echadas. Casi podría calificarlo, en cierta medida, de un libro "pasapáginas" porque su concepción en pequeños capítulos de no más de seis o siete páginas, así como la alternancia entre todos los protagonistas en su protagonismo dentro de cada uno de ellos, hace que la tensión narrativa se vaya manteniendo lo suficiente como para que el interés del lector se mantenga a lo largo del texto. La historia principal se desarrolla sin pausa, con atractivos elementos que terminan llegando a un final que, personalmente, me ha resultado convincente con lo que se venia planteando. Dicho esto, y a pesar de ello, mi valoración global es que "Deriva" podría haber dado de sí algo más de lo que finalmente ha resultado ser. Y es que hay ciertos elementos que empañan el conjunto final.


Durante la lectura se plantean diversos términos, como terraformacion inversa o la variegación (por el cual las inteligencias artificiales como Marius Tercero no pueden "acumular" sentimientos para forjarse una personalidad propia) que considero que no se le dan mucha más relevancia que la propia exposición de los mismos, quedando casi como anecdóticos. Por otro lado, se nos presenta en algunas ocasiones unos pequeños capítulos para añadir algunos detalles sobre los orígenes de los dos personajes humanos que apenas sirven para aumentar el número de páginas global de la novela y que no he encontrado en absoluto interesantes ni trascendentales. Otro detalle, que en esta ocasión me ha terminado de resultar aburrido durante los dos primeros tercios de la novela, es lo correspondiente a la trama que sustenta la historia de Marius Tercero, la IA. Y es que salvo por su inevitable participación en el rescate final, su parte resulta de lo más anodina y con la única utilidad de hacernos leer un poquito de ci-fi más tecnológica que contrasta con las aventuras de corte más clásico que los humanos viven mientras tanto sobre el mar del planeta en el que se sitúa la historia. Estas aventuras resultan ser la contraposición positiva, con numerosos sucesos y guiños que elevan la impresión general.

En resumen, "Deriva" es una lectura con puntos fuertes y otros no tanto. Su corto número de páginas, adecuado para pasar una buena tarde de fin de semana, hacen de su lectura un entretenido viaje lleno de aventuras, sucesos y rescates al límite con interesantes aportaciones. Sin embargo, también cuenta con algunos claroscuros que ralentizan el ritmo, con capítulos que bien podrían haberse eliminado o resumido, y con una historia detrás de todo lo sucedido que apenas es desarrollada, quedándome la sensación de que lo realmente sería la base se ha quedado en un segundo plano. Un interesante viaje por los mares de un planeta que bien podría recordarnos a una Tierra devastada por el crecimiento en la altura de los mares.

Publicado por : Borja // lunes, marzo 28, 2016
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.