"Cicatriz", de Juan Gómez-Jurado

Título: "Cicatriz"
Autor: Juan Gómez-Jurado
Páginas: 576
Editorial: Ediciones B

Hace casi dos años quedé muy satisfecho de mi primera experiencia lectora con Juan Gómez-Jurado. "El Paciente" era una adictiva novela que lograba lo que pretendía: enganchar al lector con un argumento muy cercano, fácilmente posible en el mundo en el que nos encontrábamos e, incluso más ahora, en el que nos encontramos. Poco tiempo después, el escritor madrileño vuelve a las estanterías con "Cicatriz". Su nueva obra en la que repite, con acierto, muchos de los logros que hicieron de su obra previa todo un éxito.

"Cicatriz". La novela se centra en Simon Sax, un tipo "friki" de toda la vida que junto a su mejor amigo han ideado un código fuente para una aplicación con un sinfín de posibilidades para las grandes compañías en un futuro inmediato. Cuando va acercándose el fin del desarrollo y empiezan a ofrecérselo a diversas empresas, el resultado es devastador: nadie se lo compra. Sin embargo, una última oportunidad surge. La mayor compañía existente les hace una oferta con un tiempo límite para conseguir que la aplicación sea completamente funcional y realizar una gran inversión en caso de un buen funcionamiento.

Todo esto que he contado, lo cual apenas supone un pequeño porcentaje de la obra (lo he leído en digital gracias a su excelente precio de venta) se rompe en el momento en que Simon decide, aburrido de su vida solitaria, entrar en una página de contactos y conocer a nuevas personas. Es aquí donde entra en juego Irina, coprotagonista en muchos momentos, personaje principal en otros, que cambiará el devenir de la novela, abriendo un nuevo arco temporal en el que conoceremos quien es, de donde viene y porque ha llegado hasta ahí. Un proceso en el que Simon se llevará más de un susto y su vida comenzará una cuesta abajo que deberá frenar de la manera que le sea posible.

Antes de comenzar a escribir este comentario y una vez terminada la lectura de la novela, estuve echando un vistazo al resto de páginas web y blogs que han comentado esta obra. Me ha llamado la atención sobremanera la indicación de la editorial, Ediciones B, a aquellos que tuvieron la suerte de leer "Cicatriz" antes de su puesta a la venta de no dar grandes indicaciones sobre el argumento, en aras de que la lectura fuese lo más sorprendente posible. Más allá de consideraciones promocionales y/o publicitarias, lo cierto es que no me ha parecido para tanto. Efectivamente hay sorpresas, como no podía ser de otra manera en una novela de este tipo, pero de la misma manera que "El Paciente" tenia su contraportada con su trama, "Cicatriz" podría haberla tenido y no hubiera pasado nada.


"Cicatriz" es un thriller altamente adictivo. Utilizando el común recurso de las dos (o incluso tres) lineas temporales alternándose, pronto descubriremos que la aparentemente historia de Simon es una mero escenario para la potente narración de la vida pasada de Irina. Una vida que nos llevará a algunos conflictos internacionales reales y con referencias ciertamente actuales. Simon, con el devenir de los acontecimientos, se verá forzado a modificar su forma de ser al sentir que esta siendo engañado por la mujer a la que ama hasta lograr hallar los motivos que provocaron que, casualmente, fuera él quien contactase con esta persona.

Únicamente achacable, por mi parte, que la trama inicial de Simon Sax termine difuminándose ante la aparición de Irina y todo su pasado. A partir de mitad de lectura la historia detrás de la aplicación y el trabajo en el que Simon estaba dedicando su tiempo pasan a un segundo y anecdótico plano hasta dejar prácticamente de interesar no solo al lector sino al propio Simon, quien ve de repente su vida desmoronada por un mal amor.

Una historia que mantiene, sobre todo en la segunda mitad, al lector con plena atención, máxime cuando empieza a abrirse el abanico de personajes que crean toda la trama alrededor de "Cicatriz". Una novela de amor y desamor, de acción y crueldad, con unas cuantas referencias "frikis" en muchos momentos iniciales así como dura en otros muchos, tanto por escenas como por el reflejo en muchos casos de la sociedad actual ante ciertos defectos o estereotipos pero a la que, definitivamente, merece la pena echarle un ojo como lectura para pasar un par de tardes enganchado sin mayores pretensiones.

Publicado por : Borja // martes, diciembre 01, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.