"Fulgor", de Manel Loureiro

Título: "Fulgor"
Autor: Manel Loureiro
Páginas: 488
Editorial: Planeta


Después de un, para mi, altamente decepcionante "El último pasajero", que se sumaba al no menos descorazonador final de la trilogía "Apocalipsis Z", no tenia muy claro si quería leer la nueva obra del gallego Manel Loureiro. Sin embargo, apenas unas semanas después de su salida a la venta, finalmente decidí acercarme nuevamente a su reciente lanzamiento y darle una oportunidad al autor que tanto me atrapó hace ya unos años con el inicio de su trilogía zombi.

"Fulgor" llega con la frase promocional de "¿Hasta donde estarías dispuesto a llegar para defender a los tuyos?". Y en esas tenemos a nuestra protagonista, Cassandra, una psiquiatra que trabaja en un centro de tratamiento de enfermos peligrosos en la pequeña ciudad donde vive junto a su marido e hijo. Su cónyuge, policía, y ella decidieron hace tiempo que él dedicara el máximo tiempo posible a su carrera dentro del cuerpo intentando lograr ascender lo máximo posible, dejándola a ella algo más apartada y centrada en cuidar del hijo común mientras se complementa con su actual trabajo. Por otra parte, la pareja no pasa en estos momentos por la mejor de las coyunturas, y ninguno de los dos sospecha hasta que punto llegará a elevarse la tensión durante el transcurso de la novela.

La obra comienza sin descanso, con una persecución y asesinato de dos mujeres de la ciudad en una carretera apartada del núcleo principal. Casi al mismo tiempo, Cassandra sufre un aparatoso accidente que la deja en coma durante un largo período hasta su repentino y flamante regreso a la realidad, donde no solo no ha perdido facultades ni recuerdos, sino que ha ganado cierta habilidad a reconocer las auras de las personas, las cuales las detecta de diferentes colores sin conocer inicialmente el motivo. Ya en este punto habremos tenido la oportunidad de conocer a ciertas personas con actitudes, cuanto menos, diferentes, y que parecen tener algo que ver con los dos sucesos comentados.

No querría entrar mucho mas en el argumento de "Fulgor", dado que precisamente el fuerte de la novela se encuentra en cómo Cassandra va reconociendo sus habilidades y va descubriendo lo que le rodea, así como los nuevos peligros que la acecharan durante el resto del libro. Cómo Cassandra va aceptando, lentamente, su nuevo rol e intenta esconderlo de sus seres queridos mientras, al mismo tiempo, los intenta proteger al máximo posible. Esos malintencionados personajes de los que hablaba anteriormente, ayudaran o impedirán según el caso a Cassandra a descubrir hasta donde puede llegar con el reconocimiento de estas auras o "fulgor" alrededor de cada una de las personas que la rodean.


Una vez superado estos momentos, que se van sucediendo poco a poco de manera que el lector no tenga dificultades en seguir e identificar el amplio abanico de posibilidades, "Fulgor" es una novela de persecuciones, muertes y revelaciones. Sin embargo, estas no resultan demasiado sorprendentes para aquellos que sean habituales lectores de thrillers más allá del toque fantástico que aquí subyace en la trama principal. Su predecibilidad en la segunda mitad de la novela, en definitiva, es el mayor lastre que tiene "Fulgor", la cual por otra parte tiene un cierre ligeramente abierto a futuras posibilidades, al que se llega tras una escena que, sin querer desvelar, no esta a la altura de un argumento con la fuerza que tiene el libro.

"Fulgor" me ha permitido, en cierta medida, reencontrarme con Manel Loureiro. Se trata de una obra mucho mas interesante y con un desarrollo más atrayente y apetecible de leer que la de su predecesora. Con una protagonista lo suficientemente interesante como es Cassandra, la ejecución final de "Fulgor" es digna de los mejores best sellers, eso a pesar de que apenas sorprenda al lector y todo el misterio que rodea al fulgor de lo personajes se ofrezca bien detallado para no dejar a nadie atrás.

Publicado por : Borja // martes, noviembre 10, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.