"El Trono de la Luna Creciente", de Saladin Ahmed

Título: "El Trono de la Luna Creciente"
Autor: Saladin Ahmed
Páginas: 400
Editorial: Fantascy

Sin hacer apenas ruido y sin un movimiento demasiado agitado aparentemente entre los seguidores de la literatura fantástica es la manera en la que "El Trono de la Luna Creciente" ha aterrizado en nuestro país. No es menos cierto que su puesta en circulación ha llegado entre el lanzamiento, dentro de la misma editorial, de los afianzados Brent Weeks o Trudi Canavan (apenas un mes antes) o del británico Joe Abercrombie (pocas semanas después), pero también que la novela llega con la apostilla de "Novela ganadora del Locus a primera novela" así como finalista de otros como los Nebula o los cada vez más polémicos Hugo.

La verdad es que, leído el argumento, "El Trono de la Luna Creciente" tiene muchas papeletas para no destacar entre las novedades de las librerías. Sin embargo, bajo esa aparentemente simple trama (que lo es) se esconde una aventura de lo mas entretenida que juega con la ambientación como su principal baza. Su autor, Saladin Ahmed, nos lleva a un imaginario mundo situado en un entorno arábigo, con sus califas, sus mercaderes y, como no, sus traiciones por el poder.

A lo largo de sus cuatrocientas páginas conoceremos, inicialmente, al doctor Adoulla (un viejo cazador de gules cansado de arriesgar su vida una y mil veces) y su joven aprendiz, Raseed, quienes reciben la solicitud de una antigua amante del primero de seguir unos asesinatos sospechosos e intentar encontrar sus culpables. Esto nos permitirá, en primer lugar, conocer la situación política y social de Dhansawaat, ciudad principal de todo el libro y, posteriormente, llevarnos hasta la aparición del tercer protagonista del libro, Zamia Badawi, una chica adolescente con el poder de transformarse en león para defenderse de sus enemigos. Una vez formado el grupo, el avance en las investigaciones les lleva hasta el actual califa, más preocupado con la celebración de la noche más corta del año.

Tras un primer tercio de libro de toma de contacto, la parte central se aleja de lo que premeditadamente podíamos esperar dado el argumento del libro, ya que la acción es escasa centrando el autor esfuerzos en que conozcamos la cultura del resto de áreas que aparecen en el mapa inicial pero que en ningún momento se pisan a lo largo de esta historia (¿quien dijo inicio de trilogía?) y que nos servirán para futuros acercamientos a este mundo inspirado por los relatos de "Las Mil y una Noches". El final, además de cerrar de cierta manera la trama principal de este novela, también deja las bases asentadas para las confirmadas continuaciones.


A pesar de que mi comentario pueda aludir a que el libro esta repleto de tópicos, la ambientación y la ciudad están muy bien logrados, permitiendo en mi caso perdonar las partes mas lentas que pudiera haber en ciertos momentos y dejándome llevar por los personajes, las situaciones o los conflictos de poder que me resultaron fascinantes. Los personajes, tanto los principales como los secundarios, resultan lo suficientemente interesantes como para que les prestemos atención y, porque no, suframos un poquito con ellos, a pesar de ciertas situaciones ya conocidas.

En definitiva, "El Trono de la Luna Creciente" parte de un argumento manido pero con un encuadre árabe y desértico muy bien relatado que gana enteros con la lectura pero que apenas es aprovechado en un pequeño porcentaje al tratarse de una especie de introducción a este mundo creado por Saladin Ahmed. Una novela altamente entretenida de narración fluida, máxime si no te dejas engañar por las apariencias juveniles, y te adentras en un mundo árido lleno de conflictos y traiciones.

Publicado por : Borja // lunes, mayo 04, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.