"Gespenst", de Ignacio Cid Hermoso

Título: "Gespenst"
Autor: Ignacio Cid Hermoso
Páginas: 240
Editorial: Dolmen

Hay dos cosas que me atraían poderosamente de esta novela y que me llevaron a leerla sin apenas pensar demasiado en su argumento. El primero, el más sencillo de entender, que el escritor del libro sea Ignacio Cid Hermoso. Si sois seguidores de Calles de Tinta desde hace un tiempo quizá recordéis que hace casi un año comentaba aquí mismo el buen sabor de boca que me había dejado "Nudos de Cereza", una novela negra muy bien hilvanada y con una truculenta trama familiar que me atrapo durante el fin de semana que me duró en las manos. Por ello, "Gespenst", su nueva obra en las librerías era casi como una obligación tras aquella grata experiencia.

El segundo motivo que hace de "Gespenst" una lectura necesaria es la aparición de un pantano. ¿Cómo? ¿Que un pantano hace que una novela salte por encima de toda la pila de libros pendientes hasta situarse en el primer puesto? A escasos dos o tres kilómetros de uno de mis pueblos en el interior de Cantabria donde he pasado días y días a lo largo de mi vida hay un relativamente pequeño embalse. Un valle lleno de agua de donde, cuando en verano hay menos lluvias, asoma un campanario de piedra viejo y medio derruido. Desde pequeño siempre me ha resultado intrigante esa figura que asomaba por las aguas y el cómo pudo ser para las gentes del lugar abandonarlo todo para trasladarse a otro lugar cercano, pero ajeno a lo que había sido su día a día. Y en esta novela hay de esto, un pantano y familias obligadas a dejarlo todo por las necesidades del país o la región.

Editada por Dolmen en la colección Stoker dedicada a novelas de terror escritas (al menos de momento) por autores patrios, "Gespenst" se mueve en dos tramas. La primera, la policial donde la comisaría de la zona es la responsable de buscar al autor o autores de la desaparición y paradero de Carlos, el hijo de la pareja protagonista de todo el relato compuesta por Mario y Alicia. Su desaparición, que tiene lugar en una fiesta en propia casa ante la próxima nueva exposición de pintura de ella, afecta directamente desde el inicio a la relación de una pareja que nunca ha llegado a casarse y con algunos eslabones deteriorados desde hace tiempo. Pronto, Mario tomará el mando del relato tanto en el mal sentido (un anterior affaire) como en el bueno (llevará a cabo una investigación paralela que le lleva hasta los dos principales amigos de su hijo, Javier y Alberto, quien claramente parecen esconder algo desde el inicio de la desaparición).

http://ignaciocid.es/gespenst/

Teniendo la novela como nombre "Gespenst" (fantasma, en nuestro idioma), y con un pantano bordeando con las casas donde sucede toda la trama, son esos fantasmas del pasado y de las vidas que tuvieron lugar bajo aquellas aguas quienes no faltan a su cita, dando el tono más sórdido a un argumento que, hasta ese momento, parecía inmiscuido en el genero negro más clásico. El pasado y lo actual se unen para contarnos una historia de las que comentaba al inicio, de las gentes que no quisieron dejar que el agua acabara con sus posesiones de cualquier manera, y cuyo rencor quedará grabado en su mente hasta su muerte.

Con todas estas cartas sobre la mesa, "Gespenst" es una lectura que, manteniendo el interés hasta el final sin apenas momentos de descanso ni sobrantes, cuenta con una trama principal que no sorprende cuando a mitad de lectura ya están todos los protagonistas sobre el tapete. Quizá por ello, la novela no me ha sorprendido tanto como lo hizo "Nudos de Cereza" el año pasado, la cual se situaba en otro género a pesar de compartir muchas características con esta. Sin embargo, aquí la ambientación en mucho más tétrica, y solo de recordar la situación y el lugar hace que el viaje haya merecido la pena.

Publicado por : Borja // martes, marzo 17, 2015
Categoría:

1 comentarios:

 
Con la tecnología de Blogger.