"Galveston", de Nic Pizzolatto

Título: "Galveston"
Autor: Nic Pizzolatto
Páginas: 288
Editorial: Salamandra Black

Uno de los fenómenos televisivos del último año ha sido la primera y, hasta ahora única, temporada de "True Detective". Emitida por HBO, la serie de televisión ha conseguido nuevamente llegar a un amplio espectro de público, logrando una notable lista de premios tanto a nivel global como de sus actores principales. Detrás de las cámaras, como creador y productor se encuentra el autor de "Galveston", Nic Pizzolatto.

Y, quien sabe, quizá si no fuera por lo primero no habríamos tenido la oportunidad de disfrutar de esta novela en castellano, como sucede con tantas otras. Lo cierto es que, más allá, de la estrategia de promoción lógica por parte de la editorial indicando a buen tamaño a la hora de comprar el libro quien es el bueno de Nic Pizzolatto, "Galveston" fue editada en 2010 y consiguió algunos premios como el Prix du Premier Roman Étranger de la Academia Francesa a Mejor Primera Novela o finalista de los Edgar Award en la misma categoría.

Con esta pequeña introducción llegamos a "Galveston", novela a priori de género negro pero que cuando terminemos el primer tercio del libro descubriremos que no es sólo eso. De hecho, sólo podemos considerar a "Galveston" novela negra en el primer tramo y en la parte final (de esta no daré detalles para no reventar la lectura a nadie). En cuanto al inicio, conocemos a Roy Cady justo en el momento en que el doctor le confirma que tiene un cáncer en los pulmones. Roy es un matón de poca monta, no especialmente violento, y que trabaja para un mafioso de su ciudad con pequeños trabajos del tipo que podemos imaginar. Sin embargo, el nuevo encargo es relativamente sospechoso, ya que se le indica que no debe llevar armas. Como no podía ser de otra manera, el trabajo termina en un baño de sangre que acaba con Roy y una joven, Rocky, escapando del lugar, del mafioso que le da trabajo y de su vida hasta ese momento.


"Galveston" tiene un desarrollo prácticamente lineal. Es verdad que hay algunos momentos en que viajamos veinte años en el futuro para conocer como siguieron las cosas tras los acontecimientos del final del libro, pero esta trama me ha parecido bastante predecible y, por momentos y porque no decirlo, prescindible. En cuanto a lo principal, los acontecimientos pronto se frenan tras el frenesí inicial, cuando los personajes se asientan en un motel de carretera y comienza la parte mas filosófica y reflexiva de Roy, que dirime su vida entre el cáncer que sufre y sus sospecha de que esta siendo perseguido por el mafioso que le encargaba los trabajos, mientras intenta lograr un futuro mejor para sus acompañantes.

Esta parte mas pensativa, con una pequeña tensión sexual incluida, relaja el devenir de los acontecimientos antes de los sucesos finales. Poco que ver tiene todo esto para mi gusto con el género en el que en teoría se encuadra, lo que hace que pueda suponer un chasco para todo aquel que busque ese tipo de investigación, de ambientes oscuros o reuniones de trastero, quedando la acción absolutamente pausada durante una buena parte de la lectura. Mi conclusión personal de "Galveston" es que se trata de un libro que, sin la perspectiva de "True Detective" es entretenida, fácil de leer y seguir y sin apenas complicación, pero precisamente esa sencillez hace de ella una lectura de relativo relleno que no pasará a la historia del género negro, si es que lo podemos catalogar como tal.

Publicado por : Borja // viernes, enero 16, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.