"El Manjar Inmundo", de Javier Quevedo Puchal

Título: "El Manjar Inmundo"
Autor: Javier Quevedo Puchal
Páginas: 292
Editorial: Punto en Boca

Aunque hace un tiempo era más extraño encontrarse con una antología de relatos en las librerías, cada vez esta siendo mas común descubrir nuevos lanzamientos de este tipo. Sea por el motivo que sea, el imparable aumento de su publicación ha permitido que muchos autores vean editados ese cuento que no encontraba lugar o longitud para convertirse en una historia con más paginas y convertirla en novela. También existe otro modelo, que es el que nos ocupa, donde un único autor engloba una serie de relatos de su cosecha, publicándolos en un único tomo.

En esta ocasión nos encontramos con "El Manjar Inmundo", escrita por Javier Quevedo Puchal, ganador del premio Nocte por "Cuerpos Descosidos" el pasado 2012, aunque su producción literaria va mucho más allá, con varios textos, novelas y antologías publicadas de diferente manera. Este nuevo trabajo ahonda en algo que también hemos visto muchos estos últimos años: la revisión de cuentos de sobra conocidos por casi todos, sea por referencias o porque efectivamente hemos tenido la oportunidad de leerlos.

Trece cuentos, trece transformaciones llevadas al extremo, en ocasiones a lo sádico y macabro. Y es que como comenta el propio autor en su introducción (previa al genial prólogo de Santiago Eximeno y David Jasso), los cuentos edulcorados que en el siglo XX hemos conocido gracias principalmente a las películas de Walt Disney no nacieron en su mayoría con esa concepción, sino con una actitud y unas circunstancias muy diferentes a las que reconocemos ahora como originales. Javier Quevedo retoma esa idea, esas leyendas más oscuras, modificandolas ligeramente, pero situándolos en el mismo mundo que conocemos.

A lo largo de los trece relatos, el autor consigue también eso que comenta en su presentación: la homogeneidad en la temática y una atmósfera deprimente. Bajo una estructura narrativa sin apenas diálogos, la lectura de los cuentos se torna interesante aunque densa, siendo para mi gusto conveniente ir leyendo los relatos poco a poco, como si de pequeñas píldoras diarias se tratase. Como parte interesante a la vez que positiva, la selección de historias versionadas es ciertamente alejada de lo que se podría esperar. Sí, tenemos a Blancanieves, al flautista de Hamelin o a Hansel y Gretel, pero también a narraciones menos habituales como Barba Azul, Rumpelstiltskin o Nabiza, entre otros. Es conveniente y aconsejable por mi parte, revisar si procede el argumento original para poder comprender mejor la versión y situarse de mejor modo.

"El Manjar Inmundo" es, en definitiva, una interesante colección de relatos que adaptan cuentos infantiles, algunos muy conocidos y otro no tanto. Una antología uniforme, de aires similares entre sí, y cuya narración puede resultar algo profunda para todo aquel que espere algo mas evidente, siendo ésta su único "pero" posible. Son cuentos dados a la imaginación, esa imaginación formada en nuestras cabezas a lo largo de los años y que Javier ha modificado, en algunos casos, para siempre.

Publicado por : Borja // martes, enero 27, 2015
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.