"La música del silencio", de Patrick Rothfuss

Título: "La música del silencio"
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 148
Editorial: Plaza & Janés


Después de lo visto en el pasado festival Celsius 232 de Avilés, Patrick Rothfuss y su "Crónica del asesino de reyes" están de moda. Los casi tres años que han pasado desde la publicación de la segunda parte de la trilogía no han hecho sino aumentar la desesperación de los millones de seguidores a nivel de mundial (cientos de miles, como mínimo, en nuestro país) que esperan de manera ansiosa conocer el fin de la historia de Kvothe.

Dado que "Las puertas de piedra" (título provisional para el cierre de la saga) no parece que vaya a llegar pronto, autor y editores intentan saciar las ganas de los fans con "La música del silencio". Bajo este nombre encontramos una novela corta, un relato, donde la protagonista es Auri, personaje femenino que ya conocemos gracias a las aventuras de la trama principal y que habita en los subterráneos de la Universidad. Una misteriosa figura en la que Patrick Rothfuss ahonda a lo largo de las algo mas de cien páginas de la que se compone este libro.

Tenia curiosidad, dada la longitud de este volumen, en ver como Patrick se desenvolvía. Muchas veces he comentado lo largas que se me han hecho la primera y, sobre todo, la segunda parte de la "Cronica del asesino de reyes", llenas de descripciones y de situaciones que complementan una historia principal que avanza lentamente. Y, afortunadamente, lo cierto es que esta obra me ha parecido sumamente interesante, ya que además de mantener como virtud la forma de escribir de Patrick llena de metáforas y magia, creo que en este pequeño libro hace un órdago y lo lleva aun más allá, creando un aura absolutamente mística que nos lleva a lo largo de toda la lectura.


El propio autor deja bien claro en su introducción que "La música del silencio" no es la novela que pudieras esperar. Es diferente, extraña, sin un argumento definido, carente de nudo y desenlace. El único objetivo es conocer la vida de Auri durante una serie de días cualesquiera: moverse por la subrealidad, mover y crear objetos, resolver misterios que solo podrían ser posibles en este mundo... Es un relato en la que no paran de suceder cosas dentro de una normalidad y una tranquilidad absoluta, únicamente alteradas por algún extraño ruido o por elementos que aparecen en sitios inesperados y que remueven los pensamientos de la pequeña protagonista.

Por ello, definitivamente esta no es una historia que sirva de puente ni mucho menos para la tercera parte, sino que simplemente es un complemento para todos aquellos que hemos leído las dos primeras partes de la saga y que queramos ampliar información sobre Auri. Y si no lo has hecho, seguramente te cueste simpatizar con un personaje como este y una trama como la que nos ocupa, donde las descripciones de las acciones sustituyen cualquier dialogo u onomatopeya y los sucesos ocurren tranquilamente, como si de una la lenta contemplación de las cosas silenciosas se tratase.

Publicado por : Borja // jueves, noviembre 20, 2014
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.