"Juego de tronos", de George RR Martin

Título: "Juego de tronos"
Autor: George RR Martin
Páginas: 800
Editorial: Gigamesh


Sería muy atrevido por mi parte decir que esta reseña va a aportar algo realmente nuevo a quien haya leído "Juego de tronos". Incluso a aquel que, sin haberlo leído, sí ha visto la primera temporada de la serie. Por ello, este es probablemente el comentario más fácil y complicado al mismo tiempo que haya podido hacer en el blog. Por un lado, se sencillo dado que no tengo que intentar convenceros de lo bueno o malo (lo primero en este caso) que es el libro, mientras que por otro, todo el mundo sabe de que trata la saga en general y este primer volumen en concreto, por lo que mi aporacion apenas será casi estadística.

A esta fecha, según datos de la propia Gigamesh (editorial que publica la saga en nuestro país), este primer volumen de "Canción de hielo y fuego" cuenta con nada menos que 17 ediciones en rústica y cinco en bolsillo. No he encontrado datos sobre la edición en tapa dura más lujosa, pero seguro que no van a la zaga. Todo esto, tratándose de una saga de fantasía, es seguramente el mayor hito en nuestro país desde la publicación de "El Señor de los Anillos". Y no solo tiene la culpa la serie de televisión que ya alcanza su cuarta temporada, sino que ya anteriormente a su emisión el boca a boca había hecho un buen trabajo consiguiendo un reconocimiento importante entre los lectores del género. Lo que ha conseguido la televisión es ampliar este público, llegando a personas que probablemente no hubieran llegado de ninguna otra manera.

"Juego de tronos" y, por extensión toda la saga, tiene tres focos principales de acción. Dos de ellas se sitúan en el contiene llamado Poniente. Por un lado tenemos una trama de herencia dinástica del trono en Desembarco del Rey, donde las diferentes casas (familias nobles) se disputan el trono que al inicio de la serie ostenta Robert Baratheon. Por otro, en el norte, se encuentra el Muro de hielo que separa y defiende el mundo medieval de Poniente de los seres tan desconocidos como salvajes que pueblan los territorios más allá de la inmensa pared. La última de las lineas argumentales nos lleva a un lejano continente, donde la princesa Daenerys Targaryen reclama para sí misma el trono por el que el resto de las casas de Poniente luchan sin piedad.

La narración centra cada uno de los capítulos del libro en uno de los personajes principales: Eddard, Sansa, Arya, Tyrion, Catelyn, Jon, etc. Esta forma de contar los sucesos que van aconteciendo aporta puntos de vista diferentes a acontecimientos realmente traumáticos que se irán sucediendo. Y es que una cosa que (casi) todos sabréis es que no os podéis encariñar de ninguno de los personajes, porque cualquier puede caer en el momento menos esperado y, por si esto no fuera poco, de la manera mas cruel que imaginéis.

La acción de "Juego de tronos" no da apenas respiro. A lo largo de casi ochocientas páginas no cesaran de ocurrir cosas, traiciones, de disfrutar alguna batalla, de notar el miedo en los personajes que pueblan el Muro en el norte... de ver, en definitiva, como es llevada una época como la del medievo a un mundo ficticio, de similares características en cuanto a clases sociales y ciudades, y con un éxito rotundo.

Como decía al inicio es complicado aportar nada que no se haya dicho sobre "Juego de tronos" con el reconocimiento mundial que tiene y las miles de opiniones vertidas al respecto. Sólo puedo decir que, recién terminada mi tercera relectura, "Juego de tronos" sigue con la misma fuerza que el primer día, con un disfrute total sobre todas y cada una de las páginas, y con un final que deja todo, absolutamente todo, abierto para las miles de líneas que quedan por leer una vez cerrado el libro. 

Un comienzo legendario para una serie que ha marcado tendencia en el género fantástico por muchos años.

Publicado por : Borja // lunes, noviembre 10, 2014
Categoría:

1 comentarios:

  1. Juego de tronos no es la gran cosa. Glen Cook ya había escrito varios libros mejores varios años antes. Steven Erikson, que creo el mundo antes, pero lo escribió después (y ya lo termino) es un ejemplo de lo que quizá intento hacer Martin y no pudo.

    Leí los primeros 3 libros de "La canción de..." y honestamente me aburrió...lo único interesante es lo que iba a hacer con la gente más allá del muro...pero ya se deja ver que serán carne de cañón en los siguientes libros.

    ResponderEliminar

 
Con la tecnología de Blogger.