"Todo lo que Muere, de John Connolly

Título: "Todo lo que Muere"
Autor: John Connolly
Páginas: 432
Editorial: Tusquets Editorial

Hace ya una década que se comenzó a publicar en nuestro país la saga del detective Charlie Parker. Con "Todo lo que muere" daba inicio una aun inconclusa historia que llega ya a la docena de entregas, y de cuyo trágico comienzo somos testigos en este libro con el que su autor John Connolly conseguía el premio Shamus a mejor primer novela de detectives, además de una nominación a los premios Bram Stoker como mejor primera novela.

En "Todo lo que muere" conocemos a Charlie Parker, alias "Bird", un detective que deja su trabajo en la policía de Nueva York tras la muerte de su mujer e hija a manos de un misterioso asesino que conoceremos bajo el nombre de "El Viajante". Sin embargo, el gusanillo del crimen no deja de estar presente en su vida, lo que le lleva a seguir varios casos fuera de la ley, lo que le reportara mas de un problema que en muchos casos lo llevara cerca de la muerte.

La novela tiene dos partes claramente diferenciadas. Casi hasta el punto de poder haber sido dos entregas en vez de una y no haberse notado nada especial. Supongo que al tratarse de un primer libro, aun no estuvo presente el efecto comercial de dividir historias en varios volúmenes es para un mejor resultado comercial.

La primera parte se centra en conocer los detalles (sin escatimar) de la muerte de la mujer e hija de Charlie Parker, así como los primeros indicios sobre el carácter y actitud del posible criminal que ha terminado con sus vidas. Además, el primero de esos casos "fuera de la ley" por solucionar. Y, en medio de esto, historias intercaladas de la vida pasada del protagonista, con los recuerdos de su amada y su sentimiento de culpabilidad por las circunstancias de su muerte. En la segunda parte nos acercaremos mucho mas a "El Viajante", ese personaje que tiene pinta de protagonizar desde la sombra todas las entregas de la serie del detective Charlie Parker. Para ello se ayudará de la psicóloga Rachel Wolfe así como de la pareja sentimental formada por Ángel y Louis, entre otros.

Sea cual sea la parte de la que hablemos, lo cierto es que se presentan un largo numero de personajes secundarios que tendrán todo tipo de papeles en el devenir de la novela. Es precisamente esta retahíla de nombres (y parentescos) lo que ha provocado que mi opinión final no sea tan buena como lo sería teniendo en cuenta el argumento general, haciéndome difícil en algún momento conectar todos los nombres y sus motivaciones y provocando que no me enganchara en ningún momento de manera definitiva a la novela. Aparte de este importante aspecto, hay tramos de la lectura que son excesivamente tradicionales (sobre todo el inicio) en los libros del género, siempre teniendo en cuenta que han pasado quince años desde la publicación original del texto, aunque esta sensación queda resarcida en el último tramo.

En la parte positiva, toda la segunda mitad que sí ha conseguido llegarme a pesar de la falta de glosario de personajes. En general, además, los personajes (incluyendo secundarios) me parecen muy bien construidos, sobre todo el del protagonista Charlie Parker, que seguro dará mucho de sí en las siguientes novelas de la saga, que según se lee por la red ahondan en el componente sobrenatural que apenas se deja entrever en "Todo lo que muere". Un interesante inicio que si bien no me ha cautivado, quizá sea suficiente como para darle una nueva oportunidad en la segunda entrega "El poder de las tinieblas" en un futuro.

Publicado por : Borja // martes, septiembre 02, 2014
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.