"Cinco tumbas sin lápida", de Tony Jiménez

Título: "Cinco tumbas sin lápida"
Autor: Tony Jiménez
Páginas: 396
Editorial: Tyrannosaurus Books

Hacia practicamente un año que "Cinco tumbas sin lápida" habitaba en mis estanterías desde que lo compré en Avilés, poco antes de que el propio Tony Jimenez hiciera la presentación oficial. Sin embargo, como todos sabemos, la pila de libros pendientes muchas veces supera la capacidad de cada uno para leer, provocando que un tiempo después te des cuenta de que has ido dejando atrás algunas cosas que realmente te interesaban.

En este caso fue las referencias a Stephen King y Sam Raimi que ya se avisan en la contraportada, así como el magnifico diseño de cubierta, lo que llamó mi interés, eso a pesar de que siendo un autor novel en muchas ocasiones puede entrar cierto miedo o duda sobre lo que nos vamos a encontrar. Y "Cinco tumbas sin lápida" no engaña a nadie, y esos autores que se nombran en la edición son sin duda los grandes inspiradores de lo que posteriormente encontramos dentro de las páginas de la novela.

George Campbell es nuestro protagonista. Un escritor que lleva varios meses sin realizar la tarea de la que vive tras la trágica muerte de su esposa y que, en parte gracias a su editor y en parte a sus ganas de tirar hacia adelante, decide regresar al pueblo y a la casa donde acontecieron los hechos que han marcado su vida en los últimos tiempos. Pronto descubrirá que en Shelter Mountain, donde se sitúa su vivienda, mucha gente le guarda rencor por aquellos hechos. Hechos que nosotros tampoco conoceremos hasta que avance la historia. Y son esos mismos hechos los que volverán para cobrarse ciertas facturas del pasado.

Un pequeño (o no tan pequeño) pueblo rural americano, gente arquetípica de cualquier película de aquel país, el sheriff y el cura de turno... todos los elementos tan King están aquí presentes, incluyendo todo los clichés que podamos imaginar. Es de mitad de lectura en adelante cuando los acontecimientos se disparan, y donde la sangre empezará a fluir a raudales, con escenas 100% Evil Dead. Nada innovador, nada especialmente original, pero lo cierto es que la lectura del libro se hace absolutamente entretenida, con capítulos cortos que aceleran la acción hasta, como decía, un final en el que quedarán pocos títeres con cabeza.

"Cinco tumbas sin lápida", que supone el estreno del escritor en formato novela, es una notable carta de presentación. Una entretenida lectura, sin pretensiones, al estilo best seller pero que ni aburre ni tiene apenas momentos de relajo, ya que la acción esta presente desde la primera página. Se le puede achacar que los elementos utilizados son claros refritos de los referentes indicados, sí, pero ya desde la sinopsis estamos avisados, por lo que será difícil que nadie se sorprenda de ellos. En definitiva, un ameno y sangriento estreno.

Publicado por : Borja // viernes, agosto 08, 2014
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.