"Flashforward", de Robert J. Sawyer

Título: "Flashforward"
Autor: Robert J. Sawyer
Páginas: 320
Editorial: La Factoría de las Ideas

Hace ya unos años, cuando la serie de mismo nombre se estrenó de manera ciertamente exitosa en todo el mundo, me decidí a comprar el libro en que se basaba, “Flashforward”, o como inicialmente se llamó en nuestro país “Recuerdos de futuro”. La premisa inicial tanto del libro como de la serie televisiva, parte de una masiva pérdida de conciencia por parte de todo el planeta. Durante esos escasos dos minutos, cada persona puede ver cómo serán sus vidas veinte años en el futuro. Aunque también habrá quien no vea nada, intuyendo que probablemente la muerte lo alcance antes de esa fatídica fecha. 

Tanto la causa como algunas de las consecuencias de este hecho son el centro de toda la trama de este libro, el cual he tardado prácticamente tres años en cogerlo de la estantería y ponerme a su lectura.

Decía el propio Robert J. Sawyer en el pasado festival Celsius en Avilés que esta novela probablemente no fuera la mejor de su carrera literaria. Y yo, como novato que soy de sus obras, espero que así sea, ya que, sin ser horrible, dista mucho de la excelencia que se puede esperar de un multipremiado escritor. La idea sobre la que se asienta este libro, eso sí, me parece sumamente interesante. Igual que lo era el de la serie televisiva, aunque su argumento posterior fuera completamente diferente a lo que se plantea en las páginas escritas. Sin embargo, ambos elementos sufren de un desarrollo muy irregular según se avanzan las páginas que en el caso del producto audiovisual terminó con una merecida cancelación.

Da la sensación en muchos momentos de que “Flashforward” se trate de un caso parecido al de la serie “Lost”, donde se fueron abriendo tantas tramas que finalmente los creadores no supieron cerrar nada más que de una manera ridícula. En este caso no resulta tan vergonzante, pero ocurre eso mismo, ya que se crean una serie de expectativas que en la segunda mitad de la lectura no son finalizadas, dejando al lector algo huérfano de ciertos detalles, además de unos personajes que no terminan de explotar definitivamente.

Y a pesar de ello, he de confesar que la lectura no se me ha hecho nada pesada, sobre todo si obviamos estos problemas e intentamos pasar un buen rato. De hecho, en apenas dos o tres tardes bien echadas te puedes terminar “Flashforward” si no eres especialmente exigente. Una novela que, a pesar de diluirse en sí misma, consigue entretener durante gran parte de sus trescientas páginas, con ciencia ficción en pequeñas dosis y que, sin ser muy difícil a priori, deja finalmente a la serie a la altura del betún. 

Publicado por : Borja // lunes, septiembre 23, 2013
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.