"Inferno", de Dan Brown

Título: "Inferno"
Autor: Dan Brown
Páginas: 636
Editorial: Planeta

No es muy habitual, ni lo será, encontrar grandes “bestsellers” y éxitos de ventas en esta página. Sin embargo, por alguna razón que yo mismo afirmo desconocer, decidí acercarme a uno de esos libros que habitualmente vemos poblar las estanterías de hasta la más pequeña librería del barrio, el cual ha sido en este caso la nueva entrega de la saga literaria de Dan Brown, protagonizada por Robert Langdon, titulada en esta ocasión “Inferno”.

Como digo, es bastante poco frecuente que me acerque a este tipo de lecturas, pero con la llegada del verano, las ganas de una lectura sin ningún tipo de complicación ni exigencia y la intensa labor de promoción que está realizando Planeta con esta edición, he decidido volver a acercarme a los libros del polémico Dan Brown, conocido mundialmente por su archiconocida “El código Da Vinci”.

En “Inferno” partimos de la premisa de que Robert Langdon despierta en un hotel de Florencia sin saber ni cuándo ni cómo ni por qué ha llegado a esta situación, en un claro episodio de amnesia provocada por algún tipo de accidente. A partir de esta premisa, prácticamente toda la lectura es una película de persecución indefinida en busca del protagonista, que contará con alguna ayuda que le será de gran utilidad, mientras el autor nos añade detalles de la historia y cultura de todos aquellos lugares que vayamos visitando, ya sea en Florencia o en localizaciones que se descubrirán conforme avancemos las páginas. En medio de todo ello, acertijos, ideas, objetos y pensamientos que surgen de la nada inexplicablemente para hacer avanzar la trama, y un trasfondo de ciencia con una teoría sobre la superpoblación en el planeta que se mezcla de una manera imposible con la “Divina Comedia” de Dante, sobre la que se centra todas las elucubraciones del protagonista.

“Inferno” es un evidente guión de una película de Hollywood. ¿Eso es bueno o malo? Pues al igual que ocurre con la cinematografía, el film puede ser mejor o peor, pero si te gusta el género, no eres exigente y consigue hacerte pasar un par de horas entretenidas, al menos te quedará un buen sabor de boca. En caso contrario, te resultará un sopor que apenas te permitirá llegar a su fin. En ambos casos, eso sí, es muy probable que al día siguiente el largometraje haya pasado al fondo de tu mente y solamente la recuerdes cuando la veas anunciada en televisión para su próxima emisión al cabo de un tiempo.

En mi caso me planteé “Inferno” como unas horas de sillón y cama para las que no esperaba nada, e intentaría no desistir en cuanto recibiera un inverosímil giro en la trama para atraparme en un momento de baja tensión literaria. Esto me ha permitido concluir una lectura entretenida aunque algo estirada en longitud, donde apenas unos acertijos valen para cerrar un libro hecho para vender a toneladas y cuyos derechos para una película debería estar desde ya asignados y en fase casi de rodaje. Dan Brown aplica aquello de “lo que funciona, no lo toques” y lo convierte en un lanzamiento veraniego sin mayores pretensiones.

Publicado por : Borja // domingo, junio 23, 2013
Categoría:

1 comentarios:

  1. Yo me leí el libro en 5 días. Es muy entretenido... Para los lectores que no conocen los lugares donde se desarrolla Inferno, recomiendo visitar el siguiente el blog Lugares de Inferno de Dan Brown para seguir los lugares tras el libro Inferno.

    ResponderEliminar

 
Con la tecnología de Blogger.