WRC 2 (Xbox 360)


Después de unos años sin un videojuego oficial del mundial de rallies, fue a finales de 2010 cuando llegó a las tiendas WRC, juego oficial de esta competición, con circuitos, coches, pilotos y escuderias oficiales. Una primera parte buena para saciar las ganas de los jugadores de este tipo de carreras, pero que tenía algunas carencias. A finales de 2011 llegó la segunda parte, WRC2, que por lo jugado hasta ahora, repite todos los esquemas de aquel primer juego.


Y es que salvando los nombres, algunos coches diferentes, y algún circuito nuevo, las diferencias jugables son nulas. En el modo un jugador seguimos teniendo la posibilidad de jugar un contrarreloj, un campeonato suelto o seguir con nuestro piloto toda una carrera profesional con temporadas bien diferenciadas, donde ir ganando coches, premios, etc. En este aspecto, hay algún pequeño matiz diferencial con la primera parte, como la posibilidad de realizar investigaciones y evolucionar los coches, la contratación de mecánicos y patrocinadores que te den dinero. En cuanto a la jugabilidad más pura, igual a la conducción experimentada en WRC.


En el modo multijugador tenemos la posibilidad igualmente de jugar campeonatos con otros jugadores, o de jugar duelos en un circuito cerrado, opción que iremos conociendo en el modo en solitario. Eso si, si entráis en una partida que esté en juego, os tocará esperar a su finalización para uniros definitivamente.


Por tanto, WRC2 es una continuación demasiado parecida a su primera parte. Sin una dificultad endiablada, mas bien todo lo contrario, un apartado gráfico que cumple sin alardes, y una jugabilidad adictiva, hablamos de un juego apto para los aficionados a los rallies, pero que el resto de jugadores encontrará algo escaso de cualidades y de modos de juego. Lo mejor es que lo podéis encontrar por menos de 12 euros a nada que buceéis por las redes de importación. (Dígase Play, Amazon, etc.)

Publicado por : Borja // miércoles, mayo 23, 2012
Categoría:

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.