"La Piedad del Primero", de Pablo Bueno

Título: "La Piedad del Primero"
Autor: Pablo Bueno
Páginas: 566
Editorial: Sportula


Si alguien me preguntase el motivo por el que me puse a leer "La piedad del primero" me pondría en serio aprieto. Cuando la pila de libros por leer nada mas que hace aumentar y aumentar, ¿que provoca que termine leyendo la primera parte, de más de quinientas páginas, de una trilogía de fantasía épica aun inconclusa? Pues al final, lo que realmente hizo que terminara leyendo este libro fue ni mas ni menos que la presencia de Pablo Bueno en el pasado festival Celsius de Avilés. De esta manera, en las semanas previas, y en plena "Operación Celsius" tan típica de cada año durante el inicio estival, me puse a leer a uno de esos autores noveles que por allí iban a transitar.

Una vez pulsado por última vez el botón de pasar página en el ebook lo cierto es que no me arrepiento en absoluto de haber dado la oportunidad a "La Piedad del Primero". Sí, es verdad que apenas inventa nada (algo que se puede achacar a la mayoría de las obras de fantasía épica y otros tantos géneros) pero la manera de relatar los acontecimientos y el desarrollo de la novela apenas tiene fisuras y consigue mantener el interés durante casi la totalidad de la larga lectura, aunque con matices que después comentaré.

Pablo Bueno ha dividido el argumento del libro en tres partes absolutamente diferenciadas. La primera: la iniciación: varios chicos son secuestrados cuando apenas son capaces de correr y hablar, pero a los que se les intuye ciertas habilidades físicas y mentales que pueden resultar útiles en un futuro, para lo cual se les someterá a un aprendizaje exhaustivo. A lo largo de esta parte iremos viendo como los protagonistas van creciendo y descubriendo el mundo que les rodea, que para ellos apenas consiste en el Monasterio donde viven y los alrededores. La narración, lenta y firme, se va centrando poco a poco en Marc, el joven que se convertirá posteriormente en protagonista absoluto.

La segunda: el descubrimiento. Una vez los protagonistas salen del Monasterio, el mundo al completo se abre ante ellos. Pero siempre con un destino en su cabeza: el de la misión encomendada por sus superiores y que les exigirá buena parte de las habilidades adquiridas en la iniciación. En esta parte es donde conoceremos mas profundamente a todos los personajes, como evolucionan sus caracteres según van creciendo y conociendo el resto de regiones a donde viajan para solucionar conflictos o recuperar objetos. En esta parte en concreto hay un momento clave que es cuando todos ellos se reúnen, durante un buen porcentaje del libro, alrededor de una mesa mientras relatan como ha ido cada uno de sus viajes y cómo han solucionado los problemas que se les habían ido presentando. Un momento de inflexión.

La tercera: el nudo del argumento. Aquí sería difícil explicar algo sin desvelar buena parte de la trama, pero es en este punto donde vamos a conocer realmente la historia de cómo este mundo llego al punto en que se encuentra, las diferentes facciones y puntos de vista sobre la crónica oficialmente escrita. Los acontecimiento se precipitarán hasta el brusco final.


"La piedad del primero" es una novela de desarrollo lento. Pablo se para mucho a relatarnos lo que rodea a Marc y sus compañeros, siempre utilizando las conversaciones entre unos y otros como manera de introducirnos en situación, y esto puede suponer un problema para quien espere emociones fuertes desde un inicio. De hecho, uno de los defectos que pudieran tener las dos primeras partes y buena parte de la tercera es la falta de tensión o acontecimientos que hagan de clímax y que por tanto logre mantener en algunos casos el interés en la lectura. Esto es algo absolutamente personal, y aunque a mi no me ha supuesto un impedimento a la hora de pasar páginas puede resultar pesado dada la longitud de la novela. Esto también tiene su parte positiva y es que, reconociendo la dilación en ver avances en el desarrollo, terminas empatizando con los niños que pronto serán jóvenes y después adultos.

Con todo, el balance final es muy satisfactorio. "La piedad del primero" es una novela que cuesta creer que sea una primera obra del autor, gracias a una ejecución intachable y un desarrollo pausado y comedido que culmina en un final un tanto abrupto en espera de conocer la segunda parte de esta trilogía. Un libro idóneo para amantes de la fantasía épica con un completo desarrollo de personajes y el mundo que los rodea, con un sutil y atractivo manejo de la magia y al que únicamente recomiendo paciencia. Paciencia para poder disfrutar de una lectura larga y llena de detalles que seguirán desarrollando en la nombrada continuación para la que ya espero fecha de publicación.

Publicado por : Borja // jueves, septiembre 03, 2015
Categoría:

2 comentarios:

  1. Estoy muy de acuerdo con tus palabras. Tal vez yo la valore más positivamente en algunos puntos, pero lo cierto es que para tratarse de una ópera prima es impresionante.

    ResponderEliminar
  2. Presentar la historia a través de los diálogos en lugar de intercalar la información en la voz narrativa. Creo que un día miraremos atrás y reconoceremos el recurso utilizado por Pablo como un antes y un después en la literatura fanástica de este país.

    ResponderEliminar

 
Con la tecnología de Blogger.